Familias deportistas ¡cada vez somos más!

El otro día salimos a pedalear con la bici de montaña en familia, por el 'camino Schmid', en el Puerto de Navacerrada. Una ruta divertida para hacer con niños, que disfrutan pedaleando con la 'Mountainbike', serpenteando entre rocas y raíces. Y ahora está mucho mejor y es menos técnico que hace unos años.   Nos pasaron dos cosas que me llamaron la atención, que me apetece compartir con vosotros.
redaccion -
Familias deportistas ¡cada vez somos más!
Familias deportistas ¡cada vez somos más!
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

El otro día salimos a pedalear con la bici de montaña en familia, por el 'camino Schmid', en el Puerto de Navacerrada. Una ruta divertida para hacer con niños, que disfrutan pedaleando con la 'Mountainbike', serpenteando entre rocas y raíces. Y ahora está mucho mejor y es menos técnico que hace unos años.

 

Nos pasaron dos cosas que me llamaron la atención, que me apetece compartir con vosotros.

Dado que las bicis somos los 'nuevos' en estos caminos tradicionales de montañeros, les decimos a los niños que deben ser respetuosos con los caminantes, saludar siempre y pararse en caso de que el camino se estreche o que las personas se asusten al pasar las bicis. Nada de pasar a toda velocidad.

La primera fue divertida. Pues a la mitad del recorrido, nos cruzamos con un grupo de montañeras de mediana edad que iban tan felices. Últimamente, la 'última' soy yo, y acerté a oír como una de ellas decía a la otra: '¡Ay, pobre niño! tan pequeño y con la bici por estos caminos'. La otra le contestó: 'No, pobre madre, lo que estará sufriendo en casa'.

Imaginad mi cara, no pude reprimir una sonrisa y a su paso les dije: 'No se preocupen, la madre soy yo, y sí estoy sufriendo, pero porque no me esperan y no les alcanzo por lo buenos que son ya que montan en bici desde muy pequeños'.

Las montañeras se quedaron mirando con una media sonrisa, bastante sorprendidas. Yo me fui tan contenta, pensando que las cosas están cambiando en las nuevas generaciones. Dentro de unos años, no seremos la 'familia rara', habrá muchas más que hagan deporte con niños, y especialmente, habrá más madres que se atrevan a pedalear con sus hijos e hijas, ¡aunque sean las últimas del grupo!

La segunda cosa no fue tan divertida. Un poquito más adelante, yo seguía la última y desde lejos, ya vi venir a dos montañeros de los de toda la vida, de tercera edad pero enjutos y bien preparados, mirándome con mala cara. Como en esto de pedalear por la montaña y lidiar con caminantes, ya tengo unos cuantos años de experiencia (especialmente cuando eres la última del grupo y te llevas la bronca por ser chica e ir despacio)... Pues me paré, los saludé y los dejé pasar en el tramo estrecho. Ya contaba con que no me iban a saludar, dada la cara de 'bad milk', pero no contaba con que a mi paso iba a oír: "Debería estar prohibido ir en bici por la montaña, no respetan nada". Ya sé lo de: 'A palabras necias, oídos sordos', pero nunca se me ha dado bien callarme ante lo que creo injusto. Así que le repliqué en buen tono: 'Perdone señor, ¿qué es lo que le ha molestado? A lo que me contestó: 'No estoy hablando contigo'. Así que me dejo planchada y con una sonrisa le dije: 'Espero que pase un buen día, la montaña suele tener un efecto positivo sobre las personas, disfrute del paseo'.

Los señores se fueron murmurando insultos y dejándome alucinada. Así que cuando llegué al punto de reunión donde me esperaba Fran con los niños les pregunté si les había pasado algo, pensando que quizás los niños les hubieran pasado rozando o no les habían respetado en el camino. Cuál fue mi sorpresa cuando Fran, me contestó todo indignado que al contrario; uno de los señores había empujado e imprecado  a Sergio, mi hijo de 9 años, al pasar en bici despacio al lado de él. Como os podéis imaginar se habían quedado alucinando, pues no habían hecho nada malo o raro.

No digo nada más, es para pensar un poco, al menos a mi me ha dejado pensativa y reflexiva...

Y mientras tanto os deSport Life KIDS 2014 OKjo la portada del Sport Life Kids número 3 que estamos terminando. Un especial anual para familias deportistas con todo el cariño de los que hacemos Sport Life cada mes. Este año, en portada esta la muy, muy especial familia Sport Life de Vanesa Veiga y Julio Rey con sus 3 hijos: Silvia de 10 años, Julia de 9 años y David de 6 años. ¡No hay quien pare a estos 5 corriendo!

Esperamos que os guste, nosotros creemos que el futuro ya está aquí y está en las familias deportistas.

 

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...