Descubriendo la defensa

Este mes de febrero escribí un artículo muy curioso para el reportero en Sport Life, había que probar una clase de defensa personal femenina, y en la redacción sólo somos 2 chicas, y Sara yudoka con 3 olimpiadas a la espalda iba a pecar un poco de abusona en la primera clase de principiantes, así que me tocó a mi. Allá me fui al HKFitness Club de Madrid, con mi ropa de correr y una sensación extraña de ¿Qué hace una maratoniana como yo en una clase como esta? P ues os cuento mi experiencia: No se puede decir de este agua no beberé porque...me gustó tanto la primera clase que me he apuntado y ya llevo un mes aprendiendo a defenderme y divirtiéndome dos días por semana. Estoy enganchada, es mi nuevo descubrimiento y de verdad que me encanta esto de la Defensa porque...
admin_mpib -
Descubriendo la defensa
Descubriendo la defensa
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

Este mes de febrero escribí un artículo muy curioso para el reportero en Sport Life, había que probar una clase de defensa personal femenina, y en la redacción sólo somos 2 chicas, y Sara yudoka con 3 olimpiadas a la espalda iba a pecar un poco de abusona en la primera clase de principiantes, así que me tocó a mi. Allá me fui al HKFitness Club de Madrid, con mi ropa de correr y una sensación extraña de ¿Qué hace una maratoniana como yo en una clase como esta? P ues os cuento mi experiencia:

No se puede decir de este agua no beberé porque...me gustó tanto la primera clase que me he apuntado y ya llevo un mes aprendiendo a defenderme y divirtiéndome dos días por semana. Estoy enganchada, es mi nuevo descubrimiento y de verdad que me encanta esto de la Defensa porque...

Las clases de defensa personal son lo más diferente a cualquier tipo de entrenamiento a los que estoy acostumbrada, lo mío es el aeróbico, resistencia y fondo son mis especialidades: correr, nadar, bici de montaña, carretera, lo que sea con tal de que dure más de una hora y se pueda hacer a ritmo tranquilo, preferentemente hablando con un compi o escuchando música...Y aquí me tenéis, aprendiendo técnicas de defensa y golpeando y parando golpes con Eira, mi nueva y sufridora compañera de lucha.

Soy bastante pato, mis profes Alex e Iván son pacientes con nosotras y nos van corrigiendo poco a poco, pero me temo que conmigo van a tener trabajo extra. Mi problema es que no pienso nada antes de actuar, voy directa a golpear en cuanto me atacan y no me paro a pensar cuál es la técnica que estamos trabajando y cuál es la forma más inteligente para acabar con el contrario. Vamos que soy una loca y a mi paciente compañera Eira cada día la hago un moratón nuevo, pero nos llevamos bien y nos reímos bastante y encima estamos aprendiendo algo útil y poniéndonos en forma.

Ahora estoy totalmente enganchada a algo muy nuevo para mi y que consiste en aprender a defenderte y a atacar antes de salir corriendo (por lo menos eso me suena) y os recomiendo que probéis porque merece la pena. Es una forma de mover músculos de tu cuerpo con los que no trabajas habitualmente, trabajar con la coordinación y el equilibrio y adquirir un poco de autoconfianza femenina que nunca viene mal.

Y es que os cuento, afortunadamente sólo he tenido un susto gordo como corredora en solitario. Y fué un día normal a las 3 de la tarde en el Retiro. Un 'elemento' me persiguió hasta la redacción de Sport Life, cuchillo en mano y durante los 6 minutos más largos de mi vida. Mi único error fue avisar a una parejita que estaba besándose de que les estaban robando la cartera del bolsillo. El ladrón se cabreó bastante y empezó a perseguirme por el Retiro por lo que opté por seguir corriendo hasta Atocha donde trabajamos, ilusa de mi porque nunca imaginé que corría bien. Las agujetas del día siguiente me demostraron que había hecho mi mejor serie en un 1.500, y del susto no volví a correr por el Retiro sola en un año.

Con estas clases no me siento preparada para plantar cara a un indeseable con navaja en mano, sigo pensando que correr es la mejor baza, pero...y si es más rápido...y si me pilla, pues ahora al menos puedo intentar defenderme y hacer algo que al menos le duela y le haga pensar que no merece la pena atacar a corredoras, no sé, espero no verme en esa situación nunca, sólo me da cierta confianza saber que ya no estoy tan indefensa.

Te recomendamos

En los preámbulos de su primera competición hípica de saltos, Yeguada Finca Maeza abr...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...