4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Esta Semana Santa aligeramos las recetas tradicionales de tortillitas de camarones, potaje de garbanzos y espinacas, patatas viudas y torrijas
4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables
4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables
Nutrición y deporte
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

Recetas de Semana Santa con un toque fitness

Esta semana santa nos quedamos en casa cocinando, por lo que te invito a disfrutar de estas 4 recetas tradicionales de las fiestas de Pascua pero aligerando las calorías sin perder sabor.

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Tortillitas de camarones en versión fitness

Tortillitas de camarones, receta andaluza

Un plato crujiente y con sabor a mar, fácil de elaborar y que encanta a grandes y a pequeños. Tipicas de Andalucía, y especialmente de Semana Santa para evitar comer carne y cumplir la vigilia.

Ingredientes para 4 personas

200 gramos de camarones, 100 g de harina de garbanzo, media cebolla, un vaso de agua, sal, perejil y aceite.

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Tortillitas de camarones en versión fitness

Elaboración

Se pican muy finos el perejil, el ajo y la cebolla. Mezclamos harina de garbanzo y el agua y le agregamos un huevo batido y removemos bien, añadimos la cebolla, el ajo y el perejil picaditos. Mezclamos todo y añadimos los camarones y un toque de sal. Con la masa obtenida hacemos bolitas y aplanamos, pero en vez de freirlas las tortillitas en la sartén con aceite.

El toque fitness para rebajar calorías se lo damos porque las vamos a hacer casi a la plancha o al horno, con muy poco aceite, sólo para que se doren por ambas caras y queden crujientes.

Publicidad

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Potaje de garbanzos y espinacas en versión fitness

Potaje de garbanzos y espinacas, cuaresma vegetariana

Un plato típico del jueves y viernes santo en los que la tradición católica hacía el ayuno de carne y se respetaba la vigilia, haciendo pocas actividades como cocinar. Este plato de puchero y cuchara se hacía para ir calentando y comiendo esos días.

Ingredientes oara 4 personas

200 g bacalao salado, 200 g de garbanzos, una bolsa de espinacas, 2 cebollas, 4 dientes de ajo, pimentón y aceite de oliva.

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Potaje de garbanzos y espinacas en versión fitness y al horno

Elaboración

Recordar dejar los garbanzos previamente en remojo en agua fría la noche anterior. Y desalar el bacalao dejandolo en agua al menos 24 horas. Se rehogan los ajos y las cebollas en una olla a presión o puchero y se añade el agua y los garbanzos. Cuando los garbanzos están tiernos, se añaden las espinacas, el bacalao desmigado y el pimentón, y se deja cocer todo unos 5 minutos. Se deja reposar y se sirve caliente como plato único de cuchara.

Te lo cambio por falafel de garbanzos y espinacas

Publicidad

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Patatas viudas versión fitness

Patatas viudas, sobriedad castellana

Un plato típico de la meseta castellana y La Riojaque eliminaba el chorizo de la receta tradicional de patatas a la riojana para evitar 'pecar' y no coemr carne en Semana Santa. Se llaman viudas porque se consideraba un plato pobre, sin carne e ingredientes baratos, que aliviaba el hambre del escaso sueldo de las viudas y sus hijos.

Ingredientes para 4 personas

2 patatas medianas, 2 vasos de agua, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 5 dientes de ajo, 1 cucharadita de pimentón de la Vera, perejil, pimienta blanca y sal al gusto.

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Elaboración

Para aligerar esta receta, disminuir la cantidad de aceite de oliva haciéndola en sartén o en el horno con un poco de agua o de caldo de verduras. En sartén o cazuela de hierro, se saltea la cebolla picada con un poco de aceite de oliva, y cuando empiece a coger color se añade los dientes de ajo y el pimiento rojo cortado en tiras. Cuando pasen 10 minutos a fuego suave, se añaden las patatas peladas, lavadas y cortadas en trozos irregulares y se añaden 1 o 2 vasos de agua, según sea necesario para que los ingredientes no se peguen y se hagan lentamente.

Dejamos que se rehoguen durante 5 minutos y añadimos el pimentón, removemos bien, salamos y echamos un poco de pimienta y un poco de perejil picado. Removemos y cocemos a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas durante 20 o 25 minutos. Dejamos reposar unos minutos y servimos bien calientes.

También se pueden hacer al horno, haciendo las patatas en una bandeja de horno con un vaso de agua y aceite de oliva AOVE. Y cuando estén a medio hacer, se añade a la bandeja otro vaso de agua, el ajo, la cebolla y el pimiento rojo cortados. Se salpimenta y se añade el pimentón y el perejil justo antes de servir.

Publicidad

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Torrijas en versión fitness, más ligeras y saludables

Torrijas, el dulce de Pascua

El origen de las torrijas es muy antigüo, las primeras recetas datan del año I d. De C. Pero es en el siglo XV cuando empiezan a elaborarse con la receta actual, como un plato muy barato para endulzar la alimentación de las clases pobres. También era un plato para mujeres embarazadas o en lactancia por su alto contenido energético y sabor dulce. Hasta hace apenas 200 años, no se empezaron a tomar como dulce de Cuaresma para evitar comer carne y tener energía en los días de ayuno.

Esta es mi receta de la torrija fitness (cantidades para una torrija) que se hace al horno, en vez de freír en sartén con aceite.

Ingredientes por cada torrija

40 g de pan integral, medio vaso de leche desnatada, unas gotas de edulcorante Stevia, 40 g de clara de huevo.

Elaboración

En vez de freír en la sartén con aceite, meter al horno bien caliente para que queden crujientes por fuera y blandas por dentro. Después se espolvorean con canela y Stevia en grano.

Quedan más secas que las torrijas tradicionales, ya que no las empapamos en el caldo de agua y miel. Tienen un toque crujiente; además, al meterlas al horno y no freírlas en aceite, la cocina no se mancha tanto.

De las 566 kcal de la rebanada de torrija tradicional pasamos a 171 kcal, ¡hemos reducido a la tercera parte su valor energético!

4 Recetas típicas de Semana Santa en versión fitness, más ligeras y saludables

Torrijas al horno version fitness

ESCUCHA AQUI NUESTRO ESPECIAL "CORONAVIRUS Y DEPORTE"

Y SI TE HA GUSTADO, ESCUCHA AQUí NUESTRO PODCAST ESPECIAL PIERDE PESO CON SALUD

Suscríbete gratis y no te perderás ningún episodio, todos los jueves una nueva entrega en IVOOX, en SPOTIFY y en APPLE PODCASTS.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Os contamos todo sobre Curve, el primer dispositivo de Vodafone de su nueva familia d...

Se llama Unite, es el fitness watch más ligero de la empresa finlandesa con solo 32 g...

Las ligeras METARACER™️ TOKYO, con placa de carbono, se empiezan a vender a mediados ...

Qué merece la pena comprar para complementar nuestra nutrición si nuestro objetivo es...

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...