Pizza saludable sin harinas

¡Muy buenas, Guerreras! Una de las recetas que más versiones tiene en su versión saludable son las pizzas, pero estoy segura de que pocas habréis visto sin harinas. En este caso es con base de garbanzos y ha quedado exquisita.

Bàrbara Munar @hablandodenutricion

Pizza saludable sin harinas
Pizza saludable sin harinas

Es un plato fácil de preparar y con más nutrientes que una pizza normal porque es rica en fibra y proteínas de origen vegetal lo que la convierte en una pizza muy saciante. Asimismo, su contenido en garbanzos nos ayudará a reducir el colesterol LDL lo que nos protegerá del riesgo cardiovascular, muy habitual en la mujer en menopausia. De sabor, como os comento, ha quedado muy buena, pero esta receta avanzo que no cruje porque al no haber utilizado harinas, es más húmeda. Ya sabéis que nunca miento, y ésta es la única pega que le vais encontrar, por lo demás, es una pizza muy saludable y equilibrada, con un sabor sobresaliente que no os defraudará.

Valores nutricionales de la pizza de garbanzos:

455 Kcal. por unidad. HC: 37 gramos (azúcares 4,2 g); Fibra 19 gramos; Proteínas 34 gramos (17 origen vegetal) y grasas 19 ( de las cuales, saturadas 6,6g.).

Valores nutricionales de una pizza jamón y queso comercial: 896 Kcal. HC: 104 gramos (de los cuales azúcares 9 g.); Proteínas 49 y grasas 30 (saturadas 13,6).

Pizza saludable sin harinas

Pizza saludable sin harinas

Ingredientes de la masa:

180 gramos de garbanzos hervidos escurridos

1 huevo

1 cucharadita de café de aceite de oliva

Sal (opcional)

Cobertura (opcionales):

3 cucharadas soperas tomate natural triturado

4 lonchas queso bajo en grasas

3 lonchas de pechuga de pollo 100% pollo

Orégano

Preparación:

• Encendemos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

• Batimos todos los ingredientes de la masa.

• Sobre un papel vegetal repartimos la masa con una cuchara de forma homogénea dándole forma circular.

• Horneamos 25 minutos.

• Sacamos del horno y esperamos 20 minutos a que se enfríe la masa. Seguidamente, con cuidado, separamos la base del papel vegetal y la colocamos sobre un papel vegetal nuevo. Recomiendo no saltarse este paso para que la base no quede pegada al papel con el segundo horneado.

• Repartimos el tomate con una cuchara, seguidamente colocamos el queso troceado y por último, ponemos la pechuga de pollo y orégano al gusto.

• Horneamos 15 minutos y listo para servir.