Recordando las lecciones de Phil

Hace un  año gravaba este vídeo después de haber tenido un skype largo y tendido con Phil:
Irene Rios -
Recordando las lecciones de Phil
Preparando un Ironman con Phil Maffetone
Preparando un Ironman con Phil Maffetone (blog de Lourdes Torres)

“Practicar la larga distancia es como jugar al ajedrez, se gana con el músculo de la cabeza. De nada sirve estar fuerte físicamente si no tenemos una mente bien nutrida.“

Hace un  año gravaba este vídeo después de haber tenido un skype largo y tendido con Phil:

 

https://www.youtube.com/watch?v=MviE4F_lIL0&feature=youtu.be

 

Ahora, estoy aquí, escribiendo desde el recuerdo con un presente que no es el mismo  del pasado. ¿A qué me refiero? Ha habido un antes y un después de haber conocido a Phil. Eso es evidente. Entiendo mucho mejor los conceptos saludables, a pesar que me  los cuestiono cada día, (creo que el ser humano, a veces es así de contradictorio). Cada día me pregunto sí de verdad comer según qué alimentos me sentará tan mal como me imagino. Y efectivamente, el resultado de comer carbohidratos en mi persona después de estar llevando una vida “Maffetoniana” durante casi dos años, cae por su propio peso, es verdad,  me afectan mucho. La herramienta del Two Week Test, me ha enseñado  que es así.  Apenas estoy rindiéndome en aceptarlo, y , los hechos lo corroboran. No hay  nada que hacer.

Antes, como cualquier persona, pensaba que comer un plato de pasta era lo mejor para el deporte (de esto  hace muchos años, incluso en mi primer blog ya escribí un post "Yo no como pasta, ¿y tú?".  Ya en aquel tiempo me interesé por saber qué pasaba con el azúcar. Un ingrediente carente de cualquier nutriente. La OMS Organización Mundial para la Salud lo tiene clasificado así: “El azúcar CERO nutrientes.” Hay muchos artículos que hablan de ello, cito a uno, como es el de Julio Basulto, dietista y nutricionista

Sé qué debo  y qué no debo comer. Las grasas saludables son en mi vida totalmente imprescindibles,  antes por ignorancia total y absoluta no las tomaba. Nunca me hubiera imaginando que acabaría comiendo a diario un aguacate, tomando aceite de coco y sí, nata agria espesa. He reducido  kilos y kilos la ingesta de frutas, yo vengo del trópico y me encantaban. Pero al final era un festival de fructosa. Me he quedado con las peras, manzanas, cucharones de arándanos y  los  frutos del bosque en general, mandarinas y poca cosa más. Siempre he tomado verduras, pero ahora son en abundancia, los frutos secos a diario por supuesto, proteína dos o tres veces al día, legumbres una o dos veces por semana. Más o menos esta es mi alimentación actual. He retirado los arroces, las pastas y el pan, claro, no hace falta decir que el azúcar no se asoma por casa en ninguna de sus formas procesadas, ni en producto  natural de envase de 1 kilo de azúcar. En casa van todos desesperados y me dicen si ellos también tienen que vivir “Maffetonianmente” yo los miro con toda la empatía del mundo, ¿cómo podemos entender que el azúcar es sencillamente nada, ni un nutriente lleva el condenado, nada de nada y a base de este ingrediente  nos quieren alimentar en todas las formas, presentaciones y sabores? Toda una batalla. Es tan difícil de entender. ¿Quien nos iba a decir que hacer unas galletas en casa o postres tradicionales no era algo saludable? Lo que no era saludable era comprarlos hechos, pero el “home made” hecho por mamá en casa, cómo no iba a ser saludable? Pues no lo es, no de la forma que nos han hecho entender que sí lo era.

A pesar de ser consciente de lo que me va mejor, caigo y he caído como una bellaca en esas falsas “delicias” que no me convienen pero que hago caso omiso, hasta que llega el día en que te ves y caes de la silla. ¿Cómo puede ser que me ponga en un abrir y cerrar los ojos como una cachalote? Me quedé  asustada al verme tan grande que con toda la ilusión del mundo volví a hacer el Two week test. De hecho, en estoy en ello. El lunes lo acabaré. No creo que haya perdido mucho peso, pero estoy totalmente deshinchada. Me sorprende, me sorprende mucho como me afecta el azúcar y antes no era capaz ni siquiera de planteármelo hasta que punto.

Siempre he dicho que fácil el método de Phil, no lo es, sobre todo porque el entorno no te acompaña en lo absoluto. Ir a cualquier supermercado a hacer la compra ya es un síntoma de que vamos mal. Esta semana he leído varios artículos en la prensa hablando del azúcar. Intentar comer saludable, pero saludable de verdad es una carrera de obstáculos. No es nada fácil y es sencillamente alucinante cómo la industria alimenticia utiliza este ingrediente.

Por un sólo instante pensemos una cosa. Si un ingrediente en la estantería del supermercado tiene un PVP de 1€ aprox. ¿Qué coste tendrá para el fabricante de los productos? Se utiliza el azúcar como ingrediente base por muchas razones, la primera,  es muy rentable, es un gran conservante, tiene un gusto adictivo y así podría seguir con una larga lista.

Os repito, no es nada fácil pero al final como todo en la vida, las cosas van cayendo por su propio peso, nunca mejor dicho y aunque me cueste, lo reconozco, la vida sin el azúcar es mucho mejor, no se puede comprar, sencillamente porque te encuentras muy bien, bien de verdad.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...