El momento de la retirada

entrenate-para-la-vida

Retirarse para un deportista son palabras mayores. Es el eterno dilema y no es nada fácil de afrontar. El resto de los mortales lo tenemos un poco más sencillo. Hay una ley que te invita a jubilarte a los 65 años. Alguien en algún momento tomó la decisión por nosotros y nos marcó qué fecha del calendario tenemos que abandonar la actividad profesional (salvo que seas autónomo :-) ). El problema de tomar una decisión como la de retirarse conlleva analizar mucho tiempo las ventajas y desventajas de hacerlo. El deportista salta continuamente del “sí, sí, es mi momento, quiero disfrutar de mi familia" al “cómo voy a dejar el fútbol ahora, al que le he dedicado tantos años de mi vida, que además me sigue apasionando y creo que todavía podría jugar un año más".

¿Ansiedad, tristeza, bloqueo mental…? HAZ EJERCICIO

entrenate-para-la-vida

A todos mis pacientes les digo que si practicaran más ejercicio me tendrían que visitar menos. El cuerpo está configurado para estar en movimiento, y no hacerlo, nos enferma física y mentalmente. Así que la actividad física y el deporte forman parte de nuestra salud integral. ¿Te ves mayor, con exceso de peso, te aburre, no encuentras tiempo, crees que no eres hábil? Todo el mundo tiene excusas, pero cada excusa tiene una solución. Cuando ninguneas la actividad física, cuando no encuentras un momento para practicarla, al final te estás maltratando. Maltratando en el sentido literal de la palabra: no estás tratando a tu cuerpo y mente como lo necesitan. Comer comida basura es maltratarse o fumar, beber en exceso o no dormir lo suficiente, también es una especie de maltrato. Es cierto que existen circunstancias puntuales, puntas de trabajo, un recién nacido en casa, un traslado, la enfermedad de un ser querido que nos cambia los hábitos, pero son siempre temas puntuales. La mayoría de personas podría organizarse y priorizar el ejercicio para tener una vida más saludable, con mayor calidad y más longeva.