Si “te imaginas”, puedes más y mejor

Una de las técnicas psicológicas más utilizadas en el deporte de alto rendimiento es la visualización. Visualizar es una forma de simulación a través de la creación de imágenes mentales. Se trata de una experiencia sensorial real que tiene lugar en la mente. Nuestra mente puede imaginar o representar acontecimientos que todavía no han ocurrido para favorecer así nuestra práctica y rendimiento deportivos. Si los grandes deportistas se favorecen de esta herramienta tan sencilla, ¿por qué no aplicarla al deporte popular?
entrenate-para-la-vida -
Si “te imaginas”, puedes más y mejor
Entrénate para la vida
Entrénate para la vida (blog de Patricia Ramírez)

“Los valores del deporte son valores para la vida. No todo es actitud...pero sin ella, no somos nada.“

Una de las técnicas psicológicas más utilizadas en el deporte de alto rendimiento es la visualización. Visualizar es una forma de simulación a través de la creación de imágenes mentales. Se trata de una experiencia sensorial real que tiene lugar en la mente. Nuestra mente puede imaginar o representar acontecimientos que todavía no han ocurrido para favorecer así nuestra práctica y rendimiento deportivos. Si los grandes deportistas se favorecen de esta herramienta tan sencilla, ¿por qué no aplicarla al deporte popular?

Beneficios de la visualización

La visualización mejora la concentración, aumenta los niveles de confianza, ayuda a gestionar respuestas emocionales como el miedo, la ansiedad o la rabia, permite entrenar y perfeccionar destrezas y habilidades deportivas, incluso afrontar las lesiones y la sensación subjetiva del dolor. También mejora tu motivación.



 

¿Por qué funciona la visualización?

Existen distintas teorías que certifican cómo funciona el cerebro cuando practicamos la visualización. Las neuronas espejo permiten que las personas copiemos lo que vemos y que lo incorporemos a nuestro repertorio de habilidades. Esta teoría recoge que cuando tú observas a alguien ejecutar una acción, automáticamente tu cerebro intenta repetir esa acción a nivel mental. Está claro que por observar a Usain Bolt no podremos correr y tener la misma técnica de carrera que tiene él, y mucho menos su velocidad, pero sí es cierto que nuestra técnica de carrera puede corregirse con observar, practicar y repetir.

Como no siempre tenemos ese modelo delante de un televisor para verlo, el hecho de cerrar los ojos, respirar, relajarte e imaginar a un modelo realizando una ejecución que para ti sea perfecta, permite que nuestro cerebro copie lo que ve en la mente y que posteriormente trate de reproducirlo.

Los deportistas de alto rendimiento suelen visualizarse a ellos mismos realizando la acción, y así tienen una experiencia de éxito que queda guardada en la memoria lista para repetirla en tiempo real cuando la necesiten.

Otras teorías, como la psiconeuromuscular, afirma que lo que imaginamos con viveza consigue inervar los músculos de una forma parecida a como lo hace la práctica real del movimiento. Y esto nos facilita entrenar un movimiento desde la mente.

Visualizar permite crear un mapa mental de lo que quieres ejecutar, pensar y sentir, y esto forma parte de anticiparse.

¿Cuándo utilizar la práctica de la visualización?

Antes de los entrenamientos y competiciones, la noche previa, durante la recuperación de una lesión o cuando a ti te apetezca.

¿Cómo visualizar?


  • Busca un lugar tranquilo en el que no vayas a ser molestado. Dedícale entre cinco y diez minutos.

  • Trabaja primero tu respiración, inhala y exhala, a tu ritmo, sin querer modificar esa respiración. Concéntrate solo en cómo entra y sale el aire de tu cuerpo.Patricia2

  • Sitúate mentalmente en el lugar de entrenamiento. Piensa en el día que hace, ¿hace sol, está nublado, chispea?, en la temperatura, en las personas que te acompañan, los olores a hierba o a tierra, el tacto de tu ropa deportiva en tu piel. Trata de despertar los sentidos.

  • Imagina ahora la ejecución perfecta: la técnica de carrera, el saque, un revés, un salto, una jugada, lo que desees. Y repite una y otra vez hasta que veas en tu mente lo que deseas repetir en tu ejecución real.

  • Cuando consigas visualizarlo bien, añade emociones. ¿Cómo te hace sentir? Fuerte, capaz, habilidoso, exitoso. Trata de sentirte orgulloso de lo que has visualizado.

  • Y si quieres, para finalizar el ejercicio, añade una expresión, una frase, un anclaje que cuando te repitas en el ejercicio real, te evoque lo visualizado. Una palabra puede ser “metido”, “capaz”, “fluye”. La palabra o expresión dependerá de lo que ejecutes.

  • Para finalizar, abre los ojos, aprieta y tensa un poco tus manos y brazos y no te levantes de forma brusca.


La primera experiencia puede que no tenga la calidad y nitidez de una película en HD, pero con la práctica irás visualizando y viéndote cada vez mejor.

Una duda que les surge a las personas que visualizan es si ellos deben ser protagonistas de su visualización o si pueden verse como si fueran actores de esa película que están viendo. Las dos maneras son perfectas.

Dos testimonios de deportistas que tenían el hábito de visualizar


Patricia4Jack Nicklaus (jugador de golf): “Antes de cada golpe, reproduzco la película que hay dentro de mi cabeza. Y he aquí lo que ocurre. En primer lugar, veo la pelota en el lugar al que quiero que vaya, bonita y blanca, sobre la hierba verde y brillante. A continuación, veo cómo la pelota va hacia allí, su camino y su trayectoria e incluso la manera en que aterriza. En la escena siguiente aparezco yo lanzando un golpe que hará que la imagen anterior se convierta en realidad. Estas películas domésticas son la clave de mi concentración y el enfoque positivo que le doy a cada golpe en el golf.”

Chris Evert (tensita): “Antes de jugar un partido, intento imaginar con todo detalle lo que es probable que suceda, y el modo en que Patricia5reaccionaré ante ciertas situaciones. Me veo a mi misma disputando típicos puntos basados en el estilo de juego de mi adversaria. Me veo lanzando fuertes golpes desde la línea de fondo y corriendo a la red si la devolución es corta. Esto me ayuda psicológicamente a preparar el encuentro y me hace sentir como si ya lo hubiera jugado antes de salir a la pista.”

Suerte con tu práctica. E igual que la aplicas al deporte, recuerda que es válida para el miedo a conducir, para una reunión de trabajo, una entrevista de selección o para ligar con la persona que te atrae.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...