Una mala actitud es peor que un mal swing

Un buen swing, tan importante como una buena actitud
entrenate-para-la-vida -
Una mala actitud es peor que un mal swing
Entrénate para la vida
Entrénate para la vida (blog de Patricia Ramírez)

“Los valores del deporte son valores para la vida. No todo es actitud...pero sin ella, no somos nada.“

Un buen swing, tan importante como una buena actitud

Decía Payne Steward, jugador de golf que murió repentinamente en un accidente aéreo a los 42 años, “que una mala actitud es peor que un mal swing”. Y esto es aplicable para el golf y para la vida.  Stewart fue un golfista divertido, respetuoso, apasionado con el golf, caballeroso y además, nació en la quinta de Seve. Agradecido con la vida, buen compañero y mejor rival,celebraba sus putts con vitalidad y alegría desbordada.

Su frase está llena de sabiduría. Para un jugador de golf la técnica es importantísima. El swing es pura técnica con miles de horas de trabajo detrás, perfeccionando detalles imperceptibles para la mayoría de los mortales. Pero detalles que te pueden dar un Máster de Augusta o un Open Británico.

Y a pesar de la importancia del swing, que es la esencia del golf, para Payne todavía era más importante la actitud. ¿Por qué? Porque una actitud negativa puede tirar a la basura miles de horas de entrenamientos, sueños, esfuerzo, el dolor de una lesión, todo. Si falta actitud, ya puedes tener el mejor swing del mundo, que igual te quedas solo en el camino, con tu talento, pero en el camino.

La actitud hace referencia a la manera de comportarnos y de enfrentarnos a una situación o, en su segunda definición, a la postura del cuerpo que da a entender nuestro estado anímico. Ambas se pueden entrenar. El talento se tiene o no se tiene. Parte del talento es fruto de la condición biológica. Si mides más de dos metros seguro que tienes más probabilidad de jugar al baloncesto que de tener éxito como jinete. Por eso nunca podremos reprocharnos tener o no tener talento. Lo que sí es reprochable es no saber utilizarlo y tener la actitud adecuada para conseguir metas.

 

Observa los problemas como un "misterio" que hay que resolver Observa los problemas como "misterios" a resolver

Tener talento no te obliga a vivir de ello, pero si decides apostar por un objetivo, no permitas que tu actitud te deje en el camino. Podrás perder porque el rival te supere, por unas molestias, porque se te rompa el material deportivo, pero no te quedes a medias por falta de actitud.

Para trabajar tu actitud puedes:

1. Observa los problemas como misterios a resolver. Si ante las dificultades das vueltas sin sentido, te lamentas de lo que no tienes y de tu mala suerte y te siente una víctima, no te queda energía para la actitud. Necesitas fuerza y concentración para buscar soluciones.

2.  Acepta los errores. Si quieres conseguir algo, sea cual sea el objetivo, tienes que contar con el error. Muchas personas se frustran con los fracasos y con tal de no sentirse frustrados, tiran la toalla. La actitud es perseverancia.

3. Cree en ti y en tus posibilidades. Mira hacia atrás y cuenta las veces en que lo conseguiste, por pequeño que fuera el objetivo. Ese es el espejo en el que tienes que mirarte, en el de tus éxitos.

"Cree en ti y en tus posibilidades" "Cree en ti y en tus posibilidades"

4.  Háblate de forma positiva porque siempre suma. Lamentaciones, anticipar el fracaso, compararte o machacarte solo te lleva a sentirte mal. Y cuando nos sentimos mal tendemos a huir de lo que nos hace sentir miserables. Busca relacionarte contigo mismo como lo harías con ese amigo al que animas cuando se siente mal.

5. Los que tienen actitud no tienen las circunstancias a su favor. Lo que tienen es capacidad de lucha, seguridad, fuerza de voluntad, trabajo y mucha ilusión. Ilusión en que lo conseguirán, a pesar de que les vengan mal dadas.

"Los que tienen actitud tienen capacidad de lucha, seguridad yfuerza de voluntad" "Los que tienen actitud tienen capacidad de lucha, seguridad yfuerza de voluntad"

6. Alégrate por tus éxitos y compártelos. Conseguirás motivar a los que les falte ese pequeño empujón y hará que tu atención esté centrada en los logros.

7. Di no a las limitaciones. La mayoría de tus limitaciones son excusas. Fíjate en el nivel de superación de los grandes deportistas o de cualquier deportista con capacidades diferentes, como nuestros paralímpicos, de las historias de éxito que viven personas de todo tipo. No te compares con el mediocre, aspira a ser un grande.

La actitud es la gasolina, es la emoción, son los valores. La actitud eres tú y las decisiones que tomas. Y esas decisiones condicionan tu vida.

Te recomendamos

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

El espíritu de la maratón más internacional...

¡Supera el reto y conviértete en portada de Sport Life!...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...