10 consejos para cuidar y alargar la vida de tus zapatillas de deporte

«Todas las buenas máximas están en el mundo; sólo hace falta aplicarlas (Blaise Pascal)»
Miguel Ángel Rabanal -
10 consejos para cuidar y alargar la vida de tus zapatillas de deporte
10 consejos para cuidar y alargar la vida de tus zapatillas de deporte
Entrenamiento inteligente
Entrenamiento inteligente (blog de Miguel Ángel Rabanal)

“El entrenamiento sin inteligencia no sirva para nada. ¡¡Sé inteligente y entrena lo mínimo necesario para rendir lo máximo posible!!“

Nadie pone en duda que tener un calzado adecuado para tus entrenamientos y competiciones es fundamental para rendir más, estar a gusto y prevenir lesiones; pero seguro que te salta la duda de cómo cuidar adecuadamente esas zapatillas que tanto te gustan y que cuestan lo suyo. A continuación te detallo unas sencillos ideas para que pongas en práctica:

1) Nada más llegar de entrenar ponlas a ventilar para que el sudor no degrade y degenere los tejidos internos.

2) Una vez estén ventiladas guárdalas en el armario a temperatura estable y ni se te ocurra dejarlas en la terraza donde los cambios de temperatura alteran mucho los materiales, sobre todo los relativos a la mediasuela que es donde se encuentra el material denominado EVA (polímero termoplástico que científicamente tiene un nombre peculiar: EtilVinilAcetato) que confiere la amortiguación a la zapatilla y gran parte de sus características.

3) Una vez por semana introduce unos papeles de periódico en las punteras que ayuden a mantener la forma y absorban el posible exceso de humedad.

4) Cuando laves las zapatillas hazlo a mano con jabón neutro tipo “Lagarto” y ayúdate de un cepillo suave. Después de lo cual puedes meterlas si quieres en la lavadora para aclarar en un programa corto de ropa delicada, pero procura que sea las menos veces posibles.

5) Si vienes de la montaña, de un cross o de jugar al fútbol, quítale el barro mayor al grifo con la ayuda de un cepillo y después déjalas previamente a remojo en un barreño con agua tibia.

6) No hace falta que abuses del lavado de las zapatillas, y este deberá ser solo cuando sea imprescindible.

7) Cuando llegues a casa, ten siempre a mano un pequeño cepillo suave y un paño que te sirva para quitar el polvo y la suciedad superficial que degrada los tejidos de tus zapatillas.

8) Lava las plantillas lo más a menudo posible, para evitar la proliferación de mohos y hongos en el interior de las zapatilla.

9) Una vez al mes, echa un poco de polvos de talco en el interior de la zapatillas para inhibir el exceso de humedad y malos olores.

10) Revisa la parte interna periódicamente para eliminar posibles hilos, bolas y restos de pelusas generados por la fricción de los calcetines.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Las claves para comer de forma funcional y los mejores alimentos para conseguir tus o...

Con el máximo retorno de energía de todas las espumas de New Balance hasta la fecha, ...

Quake es el nuevo diseño de Saucony que se incorpora a grandes modelos de su línea té...

La periodista Noemí de Miguel ya es finisher del Maratón de Ciudad del Cabo y lo logr...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

¿Y si hubiera alguna forma de construir calzado más eficiente variando la mecánica de...