McBike

No es que yo sea un habitual del McDonalds. Suelo recurrir dos o tres veces al año en caso de emergencia, o sea, de tener que comer lo más rápido posible, pero tengo que reconocer que las hamburguesas no es que me parezcan deliciosas pero me gustan y las patatas fritas, congeladas o no, siempre me parece que vienen pocas en el paquete. Eso sí, una vez que me he comido la hamburguesa, no sé si esto os pasa a alguno más, tengo que lavarme los dientes a la mayor brevedad porque si no lo hago estoy muy incómodo. Tampoco es que tenga las mejores digestiones posibles, pero esto me ocurre frecuentemente cuando como fuera de casa, no sólo en el McDonalds (Yolanda dice que esto se puede deber a que en casa siempre usamos para aliñar o cocinar aceite de primera presión en frío y cuando como fuera a mi estómago  le cuesta asimilar otro aceite).   Dicho esto, tengo que alabar la iniciativa que ha lanzado en Dinamarca McDondals y que parece que pronto se irá expandiendo por todo el mundo. Que el McBike (con el detalle de que el packaging venga preparado para llevártelo pedaleando) empiece a discutirlo el sitio al McAuto es un buen ejemplo de que las bicis realmente pueden ser el vehículo del siglo XXI en las ciudades. Y si vas a pedalear hasta casa ya, puedes mirar de otra maneras la información nutricional y las calorías que te "metes para dentro".
el-pez-chico -
McBike
McBike
El pez chico se come al grande
El pez Chico se come al grande (blog de Fran Chico)

“No sé si me gusta más el periodismo que el deporte o al revés. He tenido la suerte de vivir en los dos mundos durante los últimos 30 años. Y espero no perder nunca el espíritu deportivo para afrontar la vida.“

mcbike2mcbike3No es que yo sea un habitual del McDonalds. Suelo recurrir dos o tres veces al año en caso de emergencia, o sea, de tener que comer lo más rápido posible, pero tengo que reconocer que las hamburguesas no es que me parezcan deliciosas pero me gustan y las patatas fritas, congeladas o no, siempre me parece que vienen pocas en el paquete. Eso sí, una vez que me he comido la hamburguesa, no sé si esto os pasa a alguno más, tengo que lavarme los dientes a la mayor brevedad porque si no lo hago estoy muy incómodo. Tampoco es que tenga las mejores digestiones posibles, pero esto me ocurre frecuentemente cuando como fuera de casa, no sólo en el McDonalds (Yolanda dice que esto se puede deber a que en casa siempre usamos para aliñar o cocinar aceite de primera presión en frío y cuando como fuera a mi estómago  le cuesta asimilar otro aceite).   Dicho esto, tengo que alabar la iniciativa que ha lanzado en Dinamarca McDondals y que parece que pronto se irá expandiendo por todo el mundo. Que el McBike (con el detalle de que el packaging venga preparado para llevártelo pedaleando) empiece a discutirlo el sitio al McAuto es un buen ejemplo de que las bicis realmente pueden ser el vehículo del siglo XXI en las ciudades. Y si vas a pedalear hasta casa ya, puedes mirar de otra maneras la información nutricional y las calorías que te "metes para dentro".

Te recomendamos

Ecuestre e Ifema Madrid Horse Week te ofrecen la oportunidad de asistir a la Copa del...

En estos tiempos digitales que nos ha tocado vivir no hay nada como jugar para poder ...

Nos invitan a probar gratis las nuevas Solar Boost de adidas en el RUN SOLAR 5K, ¿vi...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

El espíritu de la maratón más internacional...