¡Me gusta correr en vertical!

Ayer por la noche tuve la oportunidad de participar en la "Tower Run", la carrera que el El Corte Inglés Viajes organizó en su centro de Callao de Madrid. Sólo éramos 100 participantes y el reto, con el premio de un viaje a Nueva York, era ver quién era el más rápido en subir desde la puerta de entrada hasta la terraza dejando atrás los 8 pisos a toda velocidad por la escaleras mecánicas (y corriendo cada planta, claro para coger la siguiente escalera).
el-pez-chico -
¡Me gusta correr en vertical!
¡Me gusta correr en vertical!
El pez chico se come al grande
El pez Chico se come al grande (blog de Fran Chico)

“No sé si me gusta más el periodismo que el deporte o al revés. He tenido la suerte de vivir en los dos mundos durante los últimos 30 años. Y espero no perder nunca el espíritu deportivo para afrontar la vida.“

Ayer por la noche tuve la oportunidad de participar en la "Tower Run", la carrera que el El Corte Inglés Viajes organizó en su centro de Callao de Madrid. Sólo éramos 100 participantes y el reto, con el premio de un viaje a Nueva York, era ver quién era el más rápido en subir desde la puerta de entrada hasta la terraza dejando atrás los 8 pisos a toda velocidad por la escaleras mecánicas (y corriendo cada planta, claro para coger la siguiente escalera).



Lo primero fue esperar a que se desalojara por completo el centro (aunque cierran a las 10 de la noche, hasta las 10:20 no estaba totalmente despejado de clientes). A partir de ahí, cada 30 segundos (alternando un chico y una chica) íbamos subiendo.

Yo tenía el recuerdo de la "matada" de la subida a Torre Espacio (aunque allí eran 55 pisos y tarde algo más de nueve minutos en coronar). Aquí la gran diferencia era que no todo eran escaleras; tras subir cada escalera mecánica tenías como 50 metros planos de correr por la planta (eso sí, con curvas cerradas y pasando por todos los departamentos de El Corte, desde la ropa de señores a los colchones y tratando de no romper nada en una frenada....) que servían de descanso para las piernas.

Eso sí, era cuestión de ir a tope para intentar ser de los ocho mejores chicos para entrar en la siguiente fase (en la que ya no se corría contrareloj sino "cuerpo a cuerpo"). Y a tope salí tanto que en el segundo piso pensé que a ese ritmo no llegaba arriba. En el cuerpo piso doblaba a la chica que había salido antes que yo (y que con gran gentiliza me dejo pasar antes de un tramo de escaleras) y ya casi sin pensar en nada hasta arriba que ya vas "oliendo" la zona gourmet en la que termina la prueba. En total, 3'32 de desafío deportivo realmente divertido (los primeros hacían sobre 2'40"). ¡Me gusta el running en vertical...sobre todo si luego te dan un catering espectacular como ayer con uno de los mejores perritos calientes que he comido en mi vida!

El final de la historia es que pese a mi esfuerzo (subí más rápido que si hubiera puesto los Ipad en los 8 días de oro) no sólo me eliminaron en primera ronda...sino que ni siquiera quedé primero de la familia (mi hijo Javi medio vestido de calle me sacó tres segundos).

https://youtu.be/6v0d8eS2Tgk

Te recomendamos

Uno de los iconos de la marca italiana recibe para 2019 una actualización que va más ...

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

Compacto, potente, vanguardista, con un diseño muy personal, lleno de tecnología y co...

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Unas zapatillas cómodas y versátiles para llevar en tu día a día y presumir de look d...