El maratón de nuestras vidas

Esta vez no elegimos nosotros ponernos en la línea de salida pero de repente nos hemos visto corriendo el maratón de nuestras vidas.
Sport Life -
El maratón de nuestras vidas
El maratón de nuestras vidas

Acostumbrados a los retos, nos han puesto delante un desafío diferente para nosotros. Somos gente activa y de repente nos mandan quedarnos en casa.

Un maratón de distancia dos semanas, que en medio del camino se dobló a cuatro y con la incertidumbre de ir “corriendo” sin tener claro “cuántos kilómetros” tendría finalmente. Un reto que debemos afrontar sin pensar en lo que queda sino valorando lo que avanzamos. Para no darnos con el “muro” de la depresión asumiendo que es una prueba de fondo, que no hay que gastar todas las fuerzas al principio, controlando la euforia pero alejando el pesimismo.

Un maratón con el mejor servicio médico del mundo. Al menos por unos días sanitarios y científicos han sido más valorados que aquellos que nacieron con una habilidad especial para golpear un balón o coger una raqueta. ¡Gracias!

Un maratón con unos avituallamientos fantásticos. ¡Gracias a todos los equipos de las tiendas de alimentación y a los transportistas que se arriesgan por nosotros en estas semanas!

Un maratón en el que, no podía ser de otra manera, también ha habido tramposos. Nos han avergonzado esos corredores o ciclistas que pese a que pedía de mil maneras tuvieron que multarlos para que al final se dieran cuenta de que el deporte es un hobbie y se quedaran en casa.

Un maratón en el que hemos tenido “liebres”. Todos los que, con sus clases gratis de fitness, de yoga, de cocina…. a través de las páginas webs y de las redes, nos han marcado el ritmo, que han logrado que pese a estar encerrados hiciera deporte más gente que nunca, que hecho que nuestra casa pareciera más grande.

Un maratón que se hace más corto para aquellos que corren con los que les quieren a su lado, que ha quitado el polvo a las amistades y ha unido familias para proteger a los corredores veteranos (¡bravo por esos padres y abuelos que están resistiendo con entereza y por los hijos y nietos que les dan esos “geles”, esa energía extra, con sus llamadas).

La medalla de este maratón, el maratón de nuestras vidas, sólo la vamos a conseguir y a disfrutar si llegamos a meta todos juntos.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Volvemos a viajar, dejamos atrás el confinamiento para movernos ya por fin entre prov...

Conocer lo que pasa por tu cuerpo a partir de los 40 años te ayudará a tener una meno...

Tuvimos en exclusiva una de las primeras unidades del nuevo GPS y por fin hemos podid...

Preguntamos a los expertos cuáles son las claves para una buena higiene menstrual cua...

Tiene pinta de que este verano no vamos a poder viajar mucho así que, si no puedes ir...

Dos superalimentos que hacen mucho por la salud y el rendimiento: os hablamos del gin...