Fortalecer y estirar los isquiotibiales

El grupo de los músculos isquiotibiales o también denominados femorales, está compuesto por tres grandes músculos: semitendinoso y semimembranoso situados en la región interna y el bíceps femoral situado en la región externa de la parte posterior del muslo.

Domingo Sánchez @prowellness

Cómo fortalecer y estirar los isquiotibiales
Cómo fortalecer y estirar los isquiotibiales

El equipo de SPORT LIFE trabaja para mantenerte en forma e informado y te necesita. Hazte Prémium por 1 € al mes pinchando aquí (primer mes gratis) y estarás apoyando nuestro periodismo, a la vez que disfrutas de artículos exclusivos, navegación sin anuncios y contenidos extra.

Los tres músculos tienen un origen común en la tuberosidad del isquion, aunque la porción corta del bíceps femoral tiene el origen en la mitad inferior del fémur, las inserciones son divergentes, el bíceps femoral se inserta en la cabeza del peroné y cóndilo externo de la tibia, mientras que el semimembranoso y semitendinoso se insertan a nivel del cóndilo interno de la tibia, éste último forma la denominada "pata de ganso" en un triple tendón junto a los músculos sartorio y recto interno.

Los tres músculos son muy sinergistas y actúan en común en el movimiento de flexión de la rodilla (junto con tríceps sural) y extensión de la cadera (junto al glúteo mayor).

Acciones deportivas

  • Interviene efizcamente en la carrera, donde se encarga a través de una fina coordinación con el resto de músculos tanto en amortiguar, impulsar y recobrar el movimiento de la pierna.
  • Actúa también cuando inclinamos y extendemos el tronco con las piernas extendidas.
  • Por otra parte, son músculos posturales que se encargan de mantenernos erguidos en posición de pie junto a toda la cadena posterior.
  • Toda esta cadena muscular se encuentra envuelta por una gran fascia de tejido conjuntivo, generando una gran tensión muscular. Por esta razón suelen presentarse acortados y es muy conveniente su estiramiento.

Indicado

  • Su trabajo muscular está muy indicado en deportes donde se requiera aceleraciones rápidas en carrera como velocistas, fútbol, balonmano, etc.
  • Para el resto de personas o deportistas, es importante estirarlos para evitar su acortamiento y la aparición de desequilibrios musculares.
fortalecer y estirar los isquiotibiales
 

Para fortalecer

Curl femoral con balón

Tumbado con la cadera elevada del suelo: realizar una flexión de rodillas y cadera rodando el balón muy cerca del glúteo.

 

Elevación cadera supino

Apoyando las manos sobre una superficie: elevar la cadera hasta conseguir alinear hombros, cadera y rodillas. Empujar con los talones.

Peso muerto

Un ejercicio clásico: que no solo trabaja la fuerza, sino que además, consigue estirar a estos músculos. Sobre una superficie elevada, para lograr mas recorrido, descender el tronco manteniendo la mirada al frente y la columna extendida. Es importante mantener las rodillas en una ligera flexión y el peso del cuerpo en la zona anterior del pie y no en el talón.

Para estirar

Ejercicio 1

Sentado con una pierna extendida: llevar las manos lo más lejos posible. Es importante mantener la mirada al frente para extender la columna. Con una pierna incidiremos sobre el semitendinoso y el semimembranoso, mientras que con las dos piernas juntas sobre el bíceps femoral.

Ejercicio 2

Con una pierna cruzada: sobre la otra para evita la flexión de la rodilla, sujeta la pierna lo más cerca posible del tobillo.

 

Ejercicio 3

Apoyando un pie al frente: intentar agarrar el pie con la mano contraria. El pie de apoyo debe orientarse hacia el frente.

 

 

 

Archivado en:

¿Buscas unas piernas muy fuertes? Entrena así los isquiotibiales

Relacionado

¿Buscas unas piernas muy fuertes? Entrena así los isquiotibiales

Las razones por las que debes entrenar tus isquiotibiales

Relacionado

Las razones por las que debes entrenar tus isquiotibiales