Acroyoga: posturas para volar

Trabajar la fuerza en equilibrio es una de las ventajas de esta práctica tan divertida
Beatriz Abramovich y Rafa López Fotos: Gonzalo Manera -
Acroyoga: posturas para volar

El Acroyoga es una práctica divertida, intensa y muy completa que fusiona el yoga con la acrobacia y el masaje tailandés. Es divertido y una buena forma de entrenar el equilibrio y la fuerza en cada postura.

Dentro del Acroyoga existen dos tipos de prácticas, la solar y la lunar. La primera es acrobática y dinámica, tonifica piernas, brazos y abdomen, además de ayudar a superar miedos puesto que trabaja la confianza en uno mismo y en los demás. Su regla de oro es: "si es divertido está bien". La segunda tiene un enfoque terapéutico y es más relajada. Ayuda a soltar y a aminorar todas las tensiones del cuerpo y de la mente, es muy efectiva para reducir el estrés. La regla de oro de la práctica lunar es: "si sienta bien, está bien". Ambas prácticas fomentan el respeto y la escucha entre compañeros y se basan en la comunicación positiva.

El Acroyoga se practica en comunidad, en grupos de mínimo tres personas: base, volador y cuidador.

- El base es el pilar fundamental en las posturas. Generalmente está abajo, con la parte posterior del cuerpo bien apoyada en el suelo, y sostiene con las piernas y los brazos al volador. El base tiene que generar confianza en su compañero para que este se atreva a volar.

- El volador es la persona que sube sobre los pies y manos del base, debe tener fuerza abdominal, mucho equilibrio y confianza para mantenerse sobre su compañero, y debe aprender a dejarse llevar y a confiar.

- El cuidador, aunque no salga en las fotos, es la pieza más importante en la práctica de Acroyoga puesto que es el pegamento entre el base y el volador, es quien se encarga de que la práctica sea realmente segura y divertida. El cuidador acompaña los movimientos del volador ayudándole a encontrar el equilibrio y la alineación en las posturas, y facilita la comunicación del grupo.

Es muy importante que los tres estén conectados con el momento presente, escuchando y respetando el cuerpo. Para conseguirlo, la respiración es esencial ya que nos ayuda a unir cuerpo y mente, y nos ayuda a coordinar nuestro movimiento con el de nuestros compañeros, realizando movimientos suaves y coordinados.

Una de las características más genuinas del Acroyoga es que fomenta la comunicación positiva. Durante la práctica, cualquiera de los tres integrantes del grupo se debe comunicar con sus compañeros con el objetivo de llegar a las posturas sin lesionarse. Para ello se modifican instrucciones como: "no tires tanto" por "tira más suave".

Antes de practicar Acroyoga es importante calentar con una práctica de yoga individual, en pareja o en grupo trabajando bien los músculos de las piernas y brazos, al mismo tiempo que se calientan las articulaciones, especialmente muñecas y caderas.

Cuando alguien se inicia en el Acroyoga, es recomendable comenzar "baseando" (o lo que es lo mismo, de base) siempre sosteniendo a personas más ligeras que uno mismo, y con posturas básicas como el pájaro y el trono buscando en ellas el equilibrio, la confianza y, sobre todo, la diversión. Posteriormente, se avanzará hacia posturas más difíciles como la ballena que vuela alto, estrella, o estrella de lado.

Recomendamos acabar cada sesión de Acroyoga con posturas terapéuticas como la postura de súper yogi o hippy twist que ayudan a estirar y relajar los músculos que hayan trabajado en la sesión y las tensiones que se hayan generado.

Por lo general, en la sociedad solemos tener un rol definido, sin embargo, el Acroyoga nos da la oportunidad de aprender tres roles: el de dar, el de recibir y el de cuidar. Aprender los tres y ponernos en estas tres situaciones distintas, nos permitirá saber mejor lo que necesitan nuestros compañeros en cada momento.

ACROYOGA POSTURAS FÁCILES

ACROYOGA POSTURAS DIFÍCILES

Te recomendamos

Lejos de ser una moda, los resultados de los estudios biomecánicos han demostrado que...

Los días 29 y 30 de junio la aventura te espera en por la Sierra de Gredos. 700 km co...

Ganarse la vida probando bicicletas, midiendo los puertos del Tour de Francia o del G...

Probamos el pulso óptico con una unidad de Polar V650 y os contamos qué puede aportar...

Así es el nuevo casco de Fox, el Flux, que llega en dos versiones, una de ellas con s...

El Polar V650 ahora muestra tus segmentos de Strava y se entiende con el novedoso sen...

También te puede interesar
Acroyoga: Posturas difíciles

Estas posturas requieren de un poco más de nivel, pero trabajarás y mucho el equilibro y la fuerza...

Acroyoga: posturas fáciles

Un poco de equilibrio, unas horas de práctica y complicidad con tu pareja es lo que necesitas para empezar a volar...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.