69 consejos para entrenar tu vida sexual

69 consejos para entrenar tu vida sexual

Cuanto más entrenas mejor amante eres. Aquí te proponemos 69 consejos para mejorar y disfrutar más en pareja

¡En SportLife te ponemos las pilas hasta en la cama!

1. Lo importante es empezar. Una vez te pongas a la faena, seguro que se te ocurren muchas cosas. ¡Así que manos (o lo que corresponda) a la obra

2. Cuídate. El deporte y la vida sana te van a ayudar a encontrarte mejor contigo mismo y con tu pareja.

3. Sin haber comido antes demasiado. Practicar el sexo con hambre no apetece, pero con el estómago lleno resulta incómodo. Las cenitas románticas están bien, pero mejor un plato ligero como los que encuentras en las recetas Sport Life, y no te olvides de dejar sitio para el "postre".

4. No te cortes. Por timidez casi todos dudamos ante una provocación erótica. Arrepiéntete sólo de lo que no hayas hecho.

5 .Un buen entrenamiento necesita de un buen calentamiento. Ya sabes, este artículo va del 69.
   6.Invítale a realizar deporte juntos. Una actividad física agradable y enriquecedora lleva a otra. Además el ejercicio aumenta el nivel de testosterona.

7.Una buena preparación física para el deporte es una buena preparación física para el sexo. Los deportistas hacen el amor más y mejor, ponte en forma y entra en los planes de entrenamiento.

8.Conoce los gustos de tu pareja. Fíjate en lo que más le excita y en cómo te "atiende". Probablemente el/ella está reclamando el mismo tipo de atenciones. Atrévete a preguntar, si se produce una situación incómoda lo vas a notar enseguida.

9.No te limites. Todo nuestro cuerpo es una zona erótica. El cuello, las piernas, los pies... ¡prueba!

10.El deporte mejora nuestra confianza y eso resulta muy atrayente. Si te encuentras bien contigo mismo, tu pareja lo nota.

11.Si tienes pareja estable, no dejes que os venza el aburrimiento. Hablad. Uno propondrá un accesorio, otro una nueva postura... ¡la imaginación al poder!.

12. No siempre encontramos el momento adecuado para practicar el sexo con tranquilidad. Ese gran invento español que es la siesta es una ocasión ideal para un encuentro esporádico. Ambos estaréis descansados y dispuestos a pasar un momento dedicado al relax y el disfrute.

13.Cuando entrenas recuperas tu verdadero olor, un olor a sudor limpio que no tiene nada que ver con el olor que se produce si descuidas tu higiene. El cuerpo humano emite unas sustancias llamadas feromonas que contribuyen a excitar. Por eso a algun@s les resultas tan sexy después de un buen entrenamiento.

14. ¿Has probado a inventar una historia erótica con tu pareja? Cada uno propone una parte a continuación de lo que ha dicho el otro y así hasta el final. Como resulta muy sugerente, es probable que acabéis pronto.

15. Muestra interés, toma la iniciativa. Seguro que vuelves loco o loca a tu compañero.

16. ¿Nueva pareja? ¡Que se note que eres deportista! Algunas posturas están reservadas sólo a los que tienen una buena condición física.

17. Entrenamiento: ni mucho ni poco. El deporte beneficia tu vida sexual, pero no te pases. La inapetencia sexual es uno de los primeros síntomas de sobreentrenamiento.

18. Tu jefe es un valor seguro para tu vida sexual: siempre te va a meter un "marrón" por donde menos te lo esperas.

19. Los deportes de combate son una buena fuente de recursos. ¿A qué no me inmovilizas? Uhmmm.

20. El que llegue primero se pone encima. A ver quién es el más rápido.

21. El strip-tease es una de las provocaciones más eróticas que existen, pero tiene su técnica, así que no dudes entrenarla exactamente igual que tu saque o tu swing, puedes asistir a clases de stripdance en tu gimnasio, aquí tienes un vídeo demostrativo.

22.Algunos lugares son tan inconvenientes como excitantes. Si te gusta el deporte ¿por qué no unir tus dos pasiones en el mismo lugar y a la misma hora?

23. ¿Has entrenado mucho? Seguro que tendrás unos músculos fuertes a los que sacarles partido. Levanta a tu pareja en volandas ¡le va a encantar!

24. La ducha no siempre sirve para lavarse. A los deportistas nos gusta mucho ducharnos. Ya sabes.

25. No hay una duración "adecuada" para el coito. Unas veces nos apetece recrearnos y hacer el amor durante otras y en otras ocasiones disfrutamos a tope de un "polvo rápido".

26.Lee el pensamiento a tu pareja ¿Qué quiere hacer ahora? Lo que empieza como un agradable masaje para aliviar vuestros doloridos músculos.. puede acabar mucho mejor.

27.No tengas miedo a decir no puedo más, no me apetece. El sexo no es obligatorio y de vez en cuando está bien tomarse un descanso.

28. Algunos alimentos no son muy recomendables para una dieta de adelgazamiento pero sí para "aderezar" un encuentro romántico: Ya sabes: nata, chocolate líquido, miel...

29. Un paraje solitario en plena naturaleza es uno de los lugares más sugerentes para pasar un buen rato con tu pareja. Déjate cariciar por la hierba o por la arena... pero espera a que llegue el buen tiempo.

30. ¿Has probado algún juego de salón erótico? Pásate por un sex shop y pide lo último en diversión en grupo, y si no agarra una baraja de cartas... y el que pierda se quita una prenda.

31.Prepara un baño de espuma para tu pareja. Pon velas aromáticas, apaga las luces y tenlo listo justo para cuando vuelva del trabajo, de un viaje, etc.

32. La sensación de tensión que supone tener un encuentro en un sitio público es excitante. ¿Has probado los ascensores de un hotel o el cuarto de baño de un restaurante?

33. Vas a comprarte ropa deportiva y te la tienes que probar. Dile a tu pareja que te acompañe al probador y que te ayude a elegir, pero mejor no lleves ropa interior.

34.Llena toda la cama de toallas grandes y úntate todo el cuerpo con aceites de masaje. Vas a probar el body-massage: acariciar a tu pareja sin tocarla con las manos. Puedes usar todo lo demás.

35. ¿Un trayecto largo? A lo mejor hay tiempo para algunas caricias furtivas o para un poco de sexo oral.

36.Sin tabúes, dile lo que quieres que te haga, confiésale a tu pareja tu fantasía sexual... y que la cumpla, pero claro, luego cambian los turnos y tendrás que ser tú el que cumpla.

37.Los pies son el reflejo de todo tu cuerpo. Prueba a masajear los de tu pareja con suavidad y también en profundidad después de un buen baño. Desinhíbete y chúpale los dedos con suavidad y sensualidad. A muchas personas les excita mucho este masaje.

38. Proponle a tu pareja ir de acampada, busca antes un sitio agradable y elige un día de buen tiempo. Los olores del campo y los sonidos de la naturaleza son poderosos estimulantes para tus energías más positivas.

39.¿Más gente a tu alrededor? Eso no es problema para hacer el amor con tu pareja si sois lo suficientemente sigilosos. El dormitorio común de un refugio de montaña puede ser el sitio ideal para probar tu discreción en pleno "lío".

40. Puedes tocar a tu pareja en cualquier sitio siempre que no sean las zonas explícitamente sexuales. A ver quién se excita antes.

41. A los deportistas nos gustan los músculos depilados... y no sólo los músculos. Ponle espuma de afeitar a tu pareja donde tú y yo estamos pensando y procede a una depilación exhaustiva.

42.Los apretones del metro o de las rebajas no tienen porqué ser un agobio, sobre todo si estás con tu chico/a. Unas caricias o unos roces en mitad del gentío puede ser todo lo que necesitas para iniciar un encuentro amoroso a continuación.

43.Explora las "zonas inéditas" de tu pareja: a menudo ellos no conocen la sensibilidad de su periné y la zona que rodea su ano porque lo consideran tabú.

44.Véndate los ojos y véndaselos a tu pareja, te sorprenderá lo sensible que se puede volver tu tacto, tu olfato y tu oído.

45.Kegel era un gran tipo. Inventó unos ejercicios para el músculo pubococcígeo que te van a permitir disfrutar aún más del sexo. Haz ejercicios de Kegel a dúo con tu pareja en plena "faena": ella contrae la vagina, como si quisiera agarrar el pene, y él hace como si quisiera moverlo, haciendo ascender el ano.

46. De vez en cuando no viene mal cambiar de vestimenta. La lencería y la ropa interior erótica pueden hacer maravillas para estimular tu imaginación.

47.El objetivo es el orgasmo, pero tenéis que conseguirlo sin penetración, y los dos. Así que en vuestra búsqueda del placer vale casi todo. A ver cómo va la cosa.

48. ¿Has probado a atar a tu pareja? Coge un par de pañuelos de seda y átale las muñecas al cabecero de la cama. ¿Qué tal os ha ido? Al día siguiente se cambian los papeles y es tu pareja quien te ata a ti.

49.Cambio de rol. Él se disfraza de ella y ella de él. Intenta actuar como lo hace tu pareja mientras tu pareja actúa como lo haces tú.

50. Con el sexo ocurre como con el deporte, si no se practica se pierde lo que se ha ido ganando. Si os pueden las obligaciones y la tensión y nunca encontráis el momento adecuado imponeos "el entrenamiento sexual", veréis que cuando entreis en faena se van a esfumar las tensiones.

51. ¡A por el G! ¿Todavía no has encontrado tu punto G? Pues sólo es cuestión de insistir. Probad la búsqueda el uno al otro.

52.¿Se te ocurre algo mejor que adelgazar practicando el sexo? No se trata sólo de las calorías que quemes, una vida sexual satisfactoria evitará muchas tentaciones de esas en las que caemos por ansiedad o por pequeñas frustraciones.

53. El sexo no es sólo coito. Existen muchos "juegos sexuales" igual de satisfactorios que pueden ayudaros a conocer vuestros cuerpos y abrir nuevas posibilidades. ¿Por qué no les reserváis un día en exclusiva?

54.Pasada cierta edad, el sexo puede ser cuestión de entrenamiento. No te preocupes por cumplir años. Si mantienes la "maquina engrasada", juegan a tu favor.

55. Ten siempre a mano una caja de preservativos. No tienes por qué sentirte obligad@ a usarlos, pero ahí están por si surge la ocasión. De este modo te aseguras que siempre vas a practicar sexo seguro por muy ardiente que sea el momento.

56. Si te gusta el deporte, nada mejor que practicarlo cada día para encontrar a tu pareja ideal. Por supuesto que puedes mantener una relación muy satisfactoria con alguien que no practique deporte y que hayas conocido en el trabajo o en un otro centro de ocio, pero las probabilidades disminuyen. Con otro deportista será más fácil amoldar vuestros hábitos de vida.

57. Si estás embarazada o tu pareja está embarazada, puedes seguir practicando el sexo, pero debéis agudizar el ingenio para buscar las posiciones y profundidades de penetración que os resulten más cómodas y satisfactorias. Evitad que la futura mamá soporte peso sobre los pechos y el vientre.

58. El sexo, además de muy satisfactorio, puede ser muy divertido, así que tómatelo con humor, especialmente si las cosas no salen como esperabas.

59. Algunas "novedades" llevan cientos de años inventadas. ¿Has ojeado un Kamasutra? Pues siempre se puede aprender algo.

60. ¿Has probado el  picnic erótico? La receta es sencilla: una botella de cava, alimentos ligeros, fruta cortada, caviar, fresas, chocolate, un lugar apartado y romántico, una manta...hay muchos alimentos afrodisíacos, depende de lo que os guste y lo que surja.

61. La natación y el sexo son compatibles. Bueno, siempre que uno de los dos haga pie.

62. El agua, un elemento identificado con la creación, siempre ha estado relacionada con lo erótico. Así que podéis probar un poquito de sexo acuático.

63. Un hielo puede llenaros de calor. ¿No lo habéis probado nunca?

64. Hacer el amor refuerza el sistema inmunológico y los deportistas siempre estamos expuestos a cambios de temperatura que nos exponen a infecciones.

65.El sexo resulta mucho más satisfactorio si ambos os encontráis seguros de vosotros mismos. No te olvides de decirle a tu pareja lo mucho que te gusta. Puede parecerte evidente, pero nunca está de más.

66.¿No sabes que ponerte para la boda de tu primo? Pruébate tu ropa más sugerente delante de tu pareja (con arte, ya sabes). Le va a encantar.

67.Ver videos, mirar fotos, leer relatos eróticos... No te avergüences. Pueden ser prácticas muy recomendables. Solo o en pareja.

68. Casi todos los deportistas ganamos mucho sin ropa. ¿A qué esperas?

69. No siempre es necesario acudir a un sex shop para encontrar accesorios que mejoren tu vida sexual. Un cojín bien colocado, una silla que tiene la altura justa, un toallero en el que te puedes apoyar... tu casa está llena de elementos que te pueden ayudar a disfrutar.