Publicidad

¿Conoces la activación muscular?

Un secreto: el señor MAT conoce tus puntos débiles... Y te va a ayudar a ponerles remedio. Aunque la cosa no es tan misteriosa como parece. La Activación Muscular (MAT) es lo último para localizar y solucionar tus problemas musculares.
Daniel López y Alejandro Marcet -
¿Conoces la activación muscular?

 

¿Se te carga el cuello, la espalda u otro músculo con mucha frecuencia? ¿Eres de los que se lesiona una y otra vez en la misma zona? La mayoría de estos problemas son debidos a desequilibrios en nuestro sistema neuromuscular, que pueden ser corregidos con las técnicas de activación muscular. Te estarás preguntando qué es exactamente eso. Las Técnicas de Activación Muscular (MAT) tienen un enfoque muy distinto al tradicional y son relativamente recientes. Nacieron en Estados Unidos en 2001 de la mano de Greg Roskopf que, después de más de 15 años de trabajo e investigación, revolucionó muchos planteamientos relacionados con los desequilibrios musculares y mecanismos de lesión músculo-articular.  El principal objetivo de la activación muscular es el equilibrio en el sistema neuromuscular, es decir, la correcta comunicación entre sistema nervioso central y los músculos. Sus técnicas se basan en identificar y equilibrar los desequilibrios musculares para así mejorar y hacer más eficiente la acción muscular.

Las terapias convencionales se centran en las zonas de tensión muscular o en las que el paciente siente dolor. Todo lo contrario ocurre con las técnicas de activación muscular, en las que se entiende y trata la tensión y dolor muscular como un síntoma en lugar de ser la causa del problema. Para las técnicas MAT, la tensión muscular es una respuesta en forma de protección a la debilidad muscular. Pongamos un ejemplo: Imaginemos que uno de los músculos que ayudan a realizar la flexión de cuello se encuentra debilitado, el sistema nervioso central notará esa inestabilidad y ordenará al resto de músculos, que actúan en la flexión de cuello, que se tensen con el fin de proteger el cuello de la inestabilidad detectada. ¿Qué es lo que se acostumbra y se recomienda hacer cuando notamos cargado o tenso un grupo muscular?: Estirar esa musculatura. Esto es bueno en cierta medida pero si la inestabilidad que está en el origen de la lesión no se localiza y equilibra, la musculatura se tensará de nuevo.

Si corregimos la debilidad que está en el origen, el cuerpo gana estabilidad y equilibrio, lo que provoca una inmediata relajación de la musculatura tensa, pues ya no es necesario que proteja la articulación donde antes existía una inestabilidad. El resultado final es una mejora en la estabilidad y en la movilidad articular. Con las terapias tradicionales se puede incrementar la movilidad, aunque si la debilidad muscular persiste, el cuerpo continúa sintiendo la necesidad de protegerse y la musculatura se volverá a tensar.

Una debilidad estructural no implica necesariamente que el músculo esté débil a nivel estructural, también es posible que exista una mala comunicación entre músculo y cerebro, es a lo que se llama inhibición muscular. ¿Por qué se inhibe la musculatura?  Puede deberse a múltiples factores: sufrir un trauma, estrés, repetir posturas forzadas de un modo continuo, exceso de actividad física o sedentarismo, entre otros. Nuestro cuerpo, a tenor de lo que muchos puedan pensar, es inteligente y cuando detecta una conducta o gesto repetitivo que puede conducir a lesión, "desconecta" la musculatura que se sobre utiliza disminuyendo su capacidad contráctil, como si de un ordenador se tratase. En todas estas situaciones la musculatura debe tener un descanso adecuado, de no ser así puede producirse la inhibición de ciertos grupos musculares. Una inhibición a largo plazo puede llevar a lesiones como artrosis o tendinitis. Si los músculos no pueden estabilizar las articulaciones de un modo adecuado, entonces habrá un desgaste excesivo en las superficies articulares corriendo el riesgo de sufrir artrosis.

Lo mismo ocurre con el exceso de tensión prolongado, hay un alto riesgo de sufrir tendinitis. Pongamos un ejemplo fácil: imaginamos una empresa de mecanizado. En ella hay 5 trabajadores que hacen eficientemente su función y 3 que no trabajan al mismo ritmo. Como la empresa tiene que sacar resultados, para mantenerla a flote, los 5 trabajadores eficientes deben hacer su trabajo más el que lo 3 trabajadores "vagos" no realizan. Como resultado, los 5 trabajadores eficientes se cargan de estrés. ¿Cuál es la solución? Enviar a un balneario a relajarse a esos 5 trabajadores, puede estar bien, pero si sus tres compañeros poco eficientes continúan si realizar su trabajo, volverán a estresarse en cuanto vuelvan a la empresa. La auténtica solución es conseguir que todos los empleados hagan el trabajo que les corresponde. Las técnicas MAT reajustan las comunicaciones entre musculatura inhibida y sistema nervioso central para conseguir una función muscular eficiente.


→ ¿Para qué sirve el método MAT?

Hemos explicado el método MAT de un modo muy simplificado, en realidad incluye muchos más rangos y factores y es mucho más completo. Tanto, que solo hay 11 activadores musculares certificados en nuestro país. Los activadores musculares son profesionales especializados en el conocimiento del sistema neuromuscular.

Como se trata de una técnica nueva, muchos deportistas no tienen claro cómo ubicarla: ¿Sirve para rehabilitación de lesiones, para deporte de alto rendimiento, para que cualquier deportista evite lesionarse? La activación muscular es óptima para todo.

Lo ideal sería no esperar a que aparezca el dolor y llevar nuestro cuerpo "a revisión", como hacemos con el coche, cada cierto tiempo para obtener una estructura fuerte y conectada, en este caso el método MAT sirve para prevenir lesiones. A un deportista de competición, este método le servirá para optimizar sus acciones: gracias a una mejor conexión entre músculo y sistema nervioso, sus respuestas serán más rápidas y su acción muscular mucho más precisa y eficiente.

A un deportista lesionado, que sufra un daño estructural, la activación muscular ayuda a estabilizar la articulación con el correcto equilibrio neuromuscular, lo que acelerará el proceso de recuperación y evitará recaídas.

 

¿Se te carga el cuello, la espalda u otro músculo con mucha frecuencia? ¿Eres de los que se lesiona una y otra vez en la misma zona? La mayoría de estos problemas son debidos a desequilibrios en nuestro sistema neuromuscular, que pueden ser corregidos con las técnicas de activación muscular. Te estarás preguntando qué es exactamente eso. Las Técnicas de Activación Muscular (MAT) tienen un enfoque muy distinto al tradicional y son relativamente recientes. Nacieron en Estados Unidos en 2001 de la mano de Greg Roskopf que, después de más de 15 años de trabajo e investigación, revolucionó muchos planteamientos relacionados con los desequilibrios musculares y mecanismos de lesión músculo-articular.  El principal objetivo de la activación muscular es el equilibrio en el sistema neuromuscular, es decir, la correcta comunicación entre sistema nervioso central y los músculos. Sus técnicas se basan en identificar y equilibrar los desequilibrios musculares para así mejorar y hacer más eficiente la acción muscular.

Las terapias convencionales se centran en las zonas de tensión muscular o en las que el paciente siente dolor. Todo lo contrario ocurre con las técnicas de activación muscular, en las que se entiende y trata la tensión y dolor muscular como un síntoma en lugar de ser la causa del problema. Para las técnicas MAT, la tensión muscular es una respuesta en forma de protección a la debilidad muscular. Pongamos un ejemplo: Imaginemos que uno de los músculos que ayudan a realizar la flexión de cuello se encuentra debilitado, el sistema nervioso central notará esa inestabilidad y ordenará al resto de músculos, que actúan en la flexión de cuello, que se tensen con el fin de proteger el cuello de la inestabilidad detectada. ¿Qué es lo que se acostumbra y se recomienda hacer cuando notamos cargado o tenso un grupo muscular?: Estirar esa musculatura. Esto es bueno en cierta medida pero si la inestabilidad que está en el origen de la lesión no se localiza y equilibra, la musculatura se tensará de nuevo.

Si corregimos la debilidad que está en el origen, el cuerpo gana estabilidad y equilibrio, lo que provoca una inmediata relajación de la musculatura tensa, pues ya no es necesario que proteja la articulación donde antes existía una inestabilidad. El resultado final es una mejora en la estabilidad y en la movilidad articular. Con las terapias tradicionales se puede incrementar la movilidad, aunque si la debilidad muscular persiste, el cuerpo continúa sintiendo la necesidad de protegerse y la musculatura se volverá a tensar.

Una debilidad estructural no implica necesariamente que el músculo esté débil a nivel estructural, también es posible que exista una mala comunicación entre músculo y cerebro, es a lo que se llama inhibición muscular. ¿Por qué se inhibe la musculatura?  Puede deberse a múltiples factores: sufrir un trauma, estrés, repetir posturas forzadas de un modo continuo, exceso de actividad física o sedentarismo, entre otros. Nuestro cuerpo, a tenor de lo que muchos puedan pensar, es inteligente y cuando detecta una conducta o gesto repetitivo que puede conducir a lesión, "desconecta" la musculatura que se sobre utiliza disminuyendo su capacidad contráctil, como si de un ordenador se tratase. En todas estas situaciones la musculatura debe tener un descanso adecuado, de no ser así puede producirse la inhibición de ciertos grupos musculares. Una inhibición a largo plazo puede llevar a lesiones como artrosis o tendinitis. Si los músculos no pueden estabilizar las articulaciones de un modo adecuado, entonces habrá un desgaste excesivo en las superficies articulares corriendo el riesgo de sufrir artrosis.

Lo mismo ocurre con el exceso de tensión prolongado, hay un alto riesgo de sufrir tendinitis. Pongamos un ejemplo fácil: imaginamos una empresa de mecanizado. En ella hay 5 trabajadores que hacen eficientemente su función y 3 que no trabajan al mismo ritmo. Como la empresa tiene que sacar resultados, para mantenerla a flote, los 5 trabajadores eficientes deben hacer su trabajo más el que lo 3 trabajadores "vagos" no realizan. Como resultado, los 5 trabajadores eficientes se cargan de estrés. ¿Cuál es la solución? Enviar a un balneario a relajarse a esos 5 trabajadores, puede estar bien, pero si sus tres compañeros poco eficientes continúan si realizar su trabajo, volverán a estresarse en cuanto vuelvan a la empresa. La auténtica solución es conseguir que todos los empleados hagan el trabajo que les corresponde. Las técnicas MAT reajustan las comunicaciones entre musculatura inhibida y sistema nervioso central para conseguir una función muscular eficiente.


→ ¿Para qué sirve el método MAT?

Hemos explicado el método MAT de un modo muy simplificado, en realidad incluye muchos más rangos y factores y es mucho más completo. Tanto, que solo hay 11 activadores musculares certificados en nuestro país. Los activadores musculares son profesionales especializados en el conocimiento del sistema neuromuscular.

Como se trata de una técnica nueva, muchos deportistas no tienen claro cómo ubicarla: ¿Sirve para rehabilitación de lesiones, para deporte de alto rendimiento, para que cualquier deportista evite lesionarse? La activación muscular es óptima para todo.

Lo ideal sería no esperar a que aparezca el dolor y llevar nuestro cuerpo "a revisión", como hacemos con el coche, cada cierto tiempo para obtener una estructura fuerte y conectada, en este caso el método MAT sirve para prevenir lesiones. A un deportista de competición, este método le servirá para optimizar sus acciones: gracias a una mejor conexión entre músculo y sistema nervioso, sus respuestas serán más rápidas y su acción muscular mucho más precisa y eficiente.

A un deportista lesionado, que sufra un daño estructural, la activación muscular ayuda a estabilizar la articulación con el correcto equilibrio neuromuscular, lo que acelerará el proceso de recuperación y evitará recaídas.

Publicidad

 

Te estarás preguntando cómo consiguen los activadores musculares detectar y corregir una debilidad muscular. El método tiene 4 pasos:

1. Evaluación a través de Rangos Articulares:

Lo primero que hace un activador muscular es buscar debilidades en nuestras articulaciones. Se consigue comparando ambos lados del cuerpo en busca de asimetrías, es decir, observando el rango de movilidad de articulaciones simétricas (por ejemplo, el hombro derecho y el izquierdo). Es muy posible que alguno de los músculos que rodean la articulación con menor rango de movilidad sufra una debilidad. En realidad el proceso es más complejo, ya que es posible que dos articulaciones tengan un rango de movilidad similar y una esconda una debilidad debido a que ha llegado a esa posición ayudándose de otros músculos que no deberían tener tanto peso en esa determinada acción muscular. Muchas veces solo realizando rangos de movilidad puede activarse la musculatura inhibida, ya que son movimientos que requieren de ser realizados con mucho control.

Prueba estos 3 ejercicios de rango de movilidad articular para comprobar si tienes alguna musculatura debilitada:

Inclinación lateral columna Mayor hacia la derecha
Rotación cadera Mejor en la segunda
Rotación columna Mejor hacia el lado izquierdo

 

Publicidad

 

2. Testeo de Fuerza

Una vez localizado el lado débil, realizamos un testeo sobre el lado de menos rango articular para asegurarnos de que esconde músculos debilitados. Repetimos el ángulo que tiene menos movilidad y realizamos una fuerza opuesta, continua y de intensidad media. Si el deportista no es capaz de aguantarla, tenemos la primera debilidad encontrada; si por el contrario es capaz de aguantarla durante 3 segundos significará que alrededor de esa articulación no hay musculatura debilitada. Es posible que ese rango de movimiento más bajo venga dado por una inhibición en la musculatura de otra articulación, pues el cuerpo está formado por cadenas musculares y están relacionadas entre ellas.  A continuación observamos los diferentes test para evaluar las posiciones anteriores que parecían tener alguna debilidad:

 

Testeo de fuerza hacia arriba
Testeo de fuerza hacia abajo
Testeo de fuerza centro

 

Publicidad

 

3. Reajuste Muscular (Palpación/Isométricos)

Existen dos modos de realizar el ajuste neurológico: mediante un tipo de contracciones isométricas y mediante la palpación.

 

ISOMÉTRICOS

El reajuste mediante isométricos se realiza con un trabajo de contracción isométrico (sin movimiento) a una intensidad muy baja y en un rango de movilidad algo menor al máximo que se podía alcanzar. Se realizan entre 5 y 7 repeticiones manteniendo la contracción durante 5-6 segundos. Trabajar el reajuste isométrico con poca intensidad es una de las claves pues el sistema neuromuscular gane sentido de estabilidad en dicha zona del rango contráctil, lo que provoca una mejora de sus capacidades contráctiles a través de todo su rango de movimiento. La realización de contracciones concéntricas, como las que se realizan habitualmente en los centros de fitness, provocará que la musculatura más fuerte se vuelva más fuerte y que la musculatura débil siga débil.

Isométrico abajo
Isométrico arriba
Isométrico centro

PALPACIÓN

El reajuste mediante palpación requiere menor esfuerzo por parte del paciente y un mayor grado de conocimiento por parte del activador muscular, pues debe ver en el test qué musculatura está debilitada y qué parte de ésta debe palpar para activarla.

Palpación espalda
Palpación abdomen
Palpación lado

 

Publicidad


4. Reevaluación a través de Rangos Articulares

Para finalizar, se vuelve a hacer el test. Si el resultado es correcto, se ha producido un incremento de las capacidades contráctiles del músculo y por lo tanto un incremento de la estabilidad articular, aumento de la movilidad y disminución la tensión muscular. Esto mejora la función general de la articulación.Si comparamos estas fotografías con las primeras observaremos una mejora en el rango de movilidad del lado débil.

Reevaluación de lado
Reevaluación pierna
Reevaluación arriba

 

Publicidad
Te recomendamos

Puede que necesites una ayuda extra para mejorar tu recuperación después de una sesió...

Mantener el estado de hidratación óptimo es clave para prevenir lesiones, no lo olvid...

Sprinter apoya el proyecto "Brazadas de vida", en el que cuatro deportistas nadarán 1...

La zanahoria no solo te ayudará a mantener el bronceado, tiene muchas más propiedades...

Versatilidad, confianza y seguridad, cualidades de un tirador de élite como José Luis...

La tercera edición del Tenerife Walking Festival se celebrará del 23 al 27 de mayo....

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.