Gira tu pantalla para ver la web de Sport Life

"La vida es el mejor deporte"

¿Realmente necesitas hacer dieta?

Si no tienes ningún problema de salud pero periódicamente tu peso se te va de las manos y resulta imprescindible que te pongas a dieta, algo estás haciendo mal. Analicemos 3 cosas que puedes estar haciendo mal

Sara Alvarez -

Sportlife



En numerosas ocasiones te hemos contado que respetar unos buenos hábitos que puedas mantener para siempre es mucho más aconsejable que realizar una dieta estricta de modo intermitente.

No te estás alimentando bien. Este puede parecer el motivo más evidente, pero no siempre lo es tanto. Comer en exceso o alimentos de baja calidad te hace engordar, pero comer demasiado poco o alimentos con insuficientes calorías puede producir un fenómeno parecido. Una dieta extremadamente hipocalórica ralentiza tu metabolismo (pone a tu cuerpo en “modo ahorro” ante una situación de hambruna). Ingieres muy poco, pero también quemas muy poco y en cuanto te descuidas lo más mínimo, engordas. Seguro que conoces a alguien a quién le ocurre esto y vive permanentemente a dieta.

Quieres estar más delgado de lo que debes. Cada persona tiene un peso ideal que puede variar hasta 10 kilos respecto a otra de su misma estatura en función de muchos factores, como el género, la edad y, sobre todo, el desarrollo muscular. Ya sea por cuestiones de rendimiento deportivo o estéticas, algunas personas que se encuentran en su peso quieren seguir perdiendo grasa… y eso es muy difícil, porque su organismo se resiste a deshacerse de sus reservas saludables. Para conseguirlo, deben hacer una dieta estricta y aumentar los niveles de entrenamiento. Es muy fácil que lleguen a caer en el primer caso.

Tu actividad deportiva no es la adecuada. El caso más frecuente es el de los deportistas que hacen a diario una hora de ejercicio aeróbico suave (casi siempre el mismo), en lo que se conoce como “zona quemagrasa”. Cuando empezaron, perdieron peso, pero ahora se han estabilizado. Es más, en cuanto descansan un par de días, engordan. Su cuerpo se ha adaptado a esa actividad, que ya apenas les requiere esfuerzo y por lo tanto quema muy pocas calorías. Otro caso también frecuente es el de aquellos que exclusivamente hacen pesas. También perdieron peso al empezar porque ganaron masa muscular y por lo tanto ahora queman más calorías en su día a día… pero una vez que su metabolismo y su ingesta se han equilibrado, necesitan hacer dieta si quieren seguir adelgazando. Unos y otros necesitan introducir un cambio para seguir perdiendo peso, realizar una actividad deportiva distinta que les resulte estimulante y exigente. 

Si realmente necesitas hacer dieta, te recordamos que las tienes gratis y con diferentes objetivos en nuestra nueva sección.

 

http://www.sportlife.es/nutricion/dietas

 

 



Te recomendamos

Tenerife, destino sin límites

Tenerife, el destino de vacaciones perfecto para disfrutar del deporte durante todo e...

New Balance te invita a mandarle una carta a tu yo futuro

New Balance inspira a deportistas de todo el mundo con la campaña My future self que ...

"Life on the Run", la nueva línea de zapatillas de Saucony para el día a día

No te separes de tus zapatillas Saucony ni en el día a día con su nueva colección Lif...

Las nuevas zapatillas de trail de Scott, las Supertrac RC

Scott acaba de presentar su nuevo modelo de Scott...

Una nueva filosofía del deporte: no hay mayor victoria que encontrar tu bienestar

Sprinter presenta la historia de tres deportistas populares que han alcanzado su mejo...

¿Por qué nos tenemos que hidratar después de hacer deporte?

Entre un 65 y un 75% de nuestro peso es agua y mucha de ella se pierde cuando hacemos...

Deja tu opinión

Total de seguidores en redes sociales: 583.729

Trending topics: #SLAbril #YogaFit #SL216 #PlayOff #súmatealrosa

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.