Publicidad

Alimentos que "quitan" músculo: lo que no debes comer

Tan importante es lo que comes como lo que no comes a la hora de ganar músculo. La lista de los que debes evitar si este es tu objetivo
Yolanda Vázquez Mazariego -
Alimentos que "quitan" músculo: lo que no debes comer

Tan importante es lo que comes como lo que no comes a la hora de ganar músculo. Yo soy de las personas que piensan que es más importante la dieta que el entrenamiento a la hora de ganar músculo, y que cerrar la boca a tiempo es clave para que lo que entrenas en el gimnasio se note. Parece obvio, pero más de alguno y alguna pasan horas entrenando y luego se relajan en exceso el fin de semana cuando salen con los amigos o tienen el día de descanso. Así no se ven abdominales, casi nunca.

- Alcohol. Es el enemigo número 1 de tus músculos. Son solo calorías vacías en forma de carbohidratos y alcoholes que van al hígado. Lo peor es que el alcohol interfiere en los procesos metabólicos que reconducen los nutrientes, vitaminas y minerales a tus músculos y liberan grasa de reserva para ser ‘quemada’ y mucho peor aún, te vuelven vago o vaga. Es difícil que tengas voluntad para entrenar y comer bien si vas de ‘pedo en pedo’ y de ‘resaca en resaca’.

- Azúcar blanco y azúcares refinados. Los carbohidratos no son tus enemigos a la hora de ganar músculo, siempre que escojas carbohidratos "buenos", fáciles de distinguir porque son alimentos naturales y poco procesados como frutas, verduras, hortalizas y cereales integrales, tubérculos, etc. sin procesar ni alterar apenas salvo por cocción ligera. Lo que debes evitar es el azúcar blanco y la harina refinada que encuentras en dulces, bollos, pan, galletas, pasta y arroz blanco, y de forma oculta en salsas, embutidos y comida procesada.

- Bebidas isotónicas o energizantes. Aunque se diseñaron para gimnasios y personas deportistas, son muy ricas en azúcares simples. Tómalas en situaciones deportivas, si las usas a todas horas pueden hacerte ganar grasa.

- Zumos de frutas. Ni los zumos envasados ni los zumos hechos en casa te aportan las mismas propiedades que la fruta fresca. Las frutas al natural sí te ayudan porque son ricas en carbohidratos y fibras, tienen una mezcla muy conveniente para ganar músculo y no acumular grasas.

- Bollería industrial rica en ácidos grasos hidrogenados o trans y azúcares. La mezcla de azúcar, harinas refinadas y grasas es perfecta para ganar peso, pero en forma de grasa, no de músculo.

- Fritos. Son alimentos muy calóricos, muchas veces rebozados y fritos con grasas poco recomendables.

- Embutidos grasos. Aprende a escoger bien, mejor los embutidos de calidad como el jamón, lomo, cecina, lacón, que están hechos con la carne salada del cerdo, lo que te asegura un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, zinc y selenio. Recuerda eliminar la grasa blanca para reducir su valor calórico y beber agua suficiente para contrarrestar el aporte de sodio.

- Aperitivos salados y tostados. Al ser salados pierden su capacidad saciante, si no lo crees, prueba a ver cuántos cacahuetes naturales, de los que pelas en casa, puedes comer y compara con cuantos cacahuetes tostados puedes comer, seguro que comes menos de los naturales. Pero prueba a ver cuántos cacahuetes tostados con miel puedes comer, seguramente no pares hasta acabar la bolsa, eso te indica que hay un componente adictivo que hace que quieras más aunque estés a reventar. Así se gana peso en forma de grasa, nada de músculo.

- Helados y postres. A la hora de ganar músculo, el postre apenas se contempla, lo siento si eres una persona golosa. Hay que buscar alternativas con postres ricos en proteínas como el flan sin azúcar o las tortitas de proteína de suero en polvo, etc. para evitar inflarte a dulce después de comer.


¿Por qué se adelgaza tan rápido con las dietas proteicas en las que se prohíben los carbohidratos?

La respuesta simple es por deshidratación, no es pérdida de peso real. Si empiezas una dieta proteica sin carbohidratos, como la de atún y pollo típica de gimnasio o la Dukan, es habitual perder mucho volumen en la primera semana, que recuperas fácilmente si vuelves a comer carbohidratos. La explicación está en que los carbohidratos se guardan en forma de glucógeno en los músculos hay 3 o 4 veces más de agua acumulada. Si eliminas los carbohidratos, los músculos ‘adelgazan’, o se ‘deshinchan’ por simple deshidratación, no es real.

 

Los 25 alimentos para ganar músculo

 

Los errores más habituales a la hora de ganar músculo

 

Cómo construir músculo: principios básicos

Te recomendamos

Pau Gasol y Miguel Ángel Muñoz, juntos de aventura en los Dolomitas...

Deja de usar el mismo material para salir a correr e ir al gimnasio...

¿Qué tal si te desplazaras a tu trabajo con tu cuerpo como motor?...

Probamos el Suunto Spartan Trainer con medición de la frecuencia cardiaca en la muñec...

Remo, surf, bodyboard... deportes veraniegos para practicar en familia...

Un ligero dolor de cabeza puede ser síntoma de deshidratación. El calor del verano no...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.