¿Atún fresco o en lata?

¿Atún fresco o en lata?

Las latas de atún son uno de los alimentos más populares entre los deportistas, vamos a ver sus ventajas y convenientes

El atún en conserva es cómodo y fácil de usar. El procesado térmico necesario para la elaboración de las conservas de alimentos comporta, generalmente, pérdidas de algunos nutrientes, aunque también mejora el aprovechamiento de otros. Las conservas al natural, que tienen como líquido de cobertura una solución de agua y sal, y las conservas en escabeche, que incorporan vinagre, pimienta y otras especias, presentan un valor calórico sólo un poco mayor al del atún fresco, pero casi quintuplican su contenido en sodio. En el caso de las conservas en aceite destaca el notable aumento en el valor calórico debido al aporte de grasas del aceite que se utiliza para la conservación. Por lo general, el de lata presentan una mayor digestibilidad de las proteínas y ciertas pérdidas de agua y vitaminas, aunque pueden compensarse, en parte, con los aportes de otros ingredientes del plato o la comida.

El atún fresco es el mejor si hay que controlar el peso, se encuentra fácilmente y se cocina a la plancha o al horno para tener un chuletón de mar, rico en proteínas y ácidos grasos omega-3 pero con un menor contenido en grasas y calorías que el atún de lata. Si no tienes tiempo de ir a la pescadería entonces opta por tomar atún en conserva al natural para reducir las calorías. 

 Valores nutritivos (100g)

Atún fresco

Atún en lata en aceite

Atún en lata en agua

Calorías

108 Kcal

186 Kcal

128 Kcal

Grasas

1 g

8 g

3 g

Sodio

37 mg

396 mg

377 mg

Hidratos de C

0 g

0 g

0 g

Proteínas

23 g (47% CDR)

27 g (53% CDR)

24 g (47% CDR)

Vitamina B3

9,8 mg (49% CDR)

11,7 mg (58% CDR)

5,8 mg (29% CDR)

Selenio

36,5 mcg (52% CDR)

60,1 mcg (86% CDR)

36,5 mcg (52% CDR)

A.G. Omega-3

243 mg

453 mg

269 mg

Veredicto: Mejor fresco o al natural

CONSEJO: Si estás bien de peso puedes utilizar semanalmente latas de atún en aceite y escurrir el exceso de aceite o aprovechar el aceite de oliva virgen extra para aliñar la ensalada. Una cosa a tener en cuenta para quien pueda tener problemas de hipertensión es que se debe moderar el consumo de todo tipo de conservas por su alto contenido en sodio.

Recuerda que el aceite en la lata hace que suban inevitablemente las calorías y sobre todo las grasas y el sodio, aunque la presencia de omega-3 y vitamina B3 es mayor.