Ventajas de hacer deporte para las mujeres en la menopausia

Ventajas de hacer deporte para las mujeres en la menopausia

El ejercicio es la mejor manera de prevenir la aparición de enfermedades en la mujer madura

Enfermedades cardiovasculares

Las mujeres están protegidas de las enfermedades cardiovasculares hasta la llegada de la menopausia. Entonces descienden los niveles de estrógenos y se pierde el escudo protector. Hacer deporte cada semana, especialmente correr te ayuda a mantener limpias y flexibles las arterias, fluidifica la sangre y previene trombosis. Enlentece el ritmo cardiaco, ahorrando latidos al corazón a prueba de años. Regula los niveles de colesterol en la sangre, impidiendo que el colesterol LDL se pegue a las arterias. Con todo ello, correr te aleja de los temidos infartos, embolias y otras complicaciones que pueden aparecer al perder la menstruación. Aunque no debes dejar de visitar al médico cada año para hacer una revisión y visitar al cardiólogo si tienes antecedentes familiares o tienes alguna molestia durante la carrera.

Diabetes

Existen dos tipos de diabetes, la que aparece con la edad o diabetes II (insulin-no-dependiente) está relacionada con la obesidad y la genética. Cuando aparece, las células dejan de responder a la insulina y se acumulan niveles altos de azúcar o glucosa en la sangre, que terminan por fastidiar todos los sistemas y empeoran la calidad de vida. Una de las razones más estudiadas de aparición de diabetes tipo II es la obesidad y el sobrepeso. Si haces deporte, es difícil que ganes peso, y desarrolles este tipo de diabetes aunque tengas predisposición genética. Si ya tienes una diabetes diagnosticada, deportes como correr puede ayudarte a mantener los niveles de glucosa y a evitar las complicaciones circulatorias que provocan los altos niveles de azúcar en los tejidos.

Hipertensión

Con los años se provoca un aumento de la tensión arterial que no suele ocasionar problemas siempre que no supere unos límites. Cuando se convierte en un problema y se diagnostica hipertensión, es muy importante que se mantenga controlada. El ejercicio aeróbico, realizado entre el 50 y el 75% del esfuerzo, es uno de los mejores sistemas para reducir los valores en reposo y evitar las complicaciones asociadas a la hipertensión.

Osteoporosis

La osteoporosis se caracteriza por la pérdida de densidad ósea que debilita los huesos y los hace más vulnerables a las fracturas. Las mujeres son más vulnerables a esta alteración cuando llega la edad de la menopausia. La actividad física desempeña uno de los mejores papeles a la hora de prevenir y tratar la osteoporosis, junto a una alimentación equilibrada. Se ha demostrado que las mujeres que realizan ejercicio físico tienen mayor densidad ósea porque aumenta la llegada de sangre y por ello de calcio, al hueso, siempre que se siga una dieta completa.

Trastornos de comportamiento

El estrés, ansiedad, depresión pueden aparecer en algunas épocas difíciles de la vida. En las mujeres, los cambios hormonales provocados por el ciclo menstrual y la menopausia, pueden conducir a una crisis de autoestima que puede acabar en problemas graves. El deporte es una de las mejores vacunas anti-depresivas, durante el ejercicio físico se produce la liberación de sustancias químicas llamadas endorfinas que aumentan la sensación de bienestar y felicidad. Correr es una de las mejores formas de ?pasar de la menopausia? y evitar los cambios de humor, sofocos y depresiones.

Incontinencia urinaria

Los escapes involuntarios de orina han dejado de ser un mal inevitable. Las mujeres de ahora pueden evitar fácilmente este problema realizando los famosos ejercicios de Kegel para reforzar los músculos del perineo y controlar la pérdida de orina. Si corres, recuerda que el golpeteo continuo en cada zancada puede acelerar la incontinencia urinaria, pero es muy fácil de evitar realizando los ejercicios de Kegel y tomando conciencia del control de los músculos del perineo durante la carrera.

Envejecimiento cutáneo

Dicen que los corredores envejecen más rápidamente antes de los 40 y se mantienen más jóvenes después de los 40. Es verdad que los profesionales suelen tener más arrugas por efecto del entrenamiento intensivo y porque no se cuidan adecuadamente, pero las personas que corren por mantenerse en forma no suelen tener este problema, al contrario, con la edad, practicar deporte facilita la llegada de sangre a todos los tejidos y mejora el aporte de nutrientes necesarios para mantener la elasticidad de la piel. Además, para las mujeres, algunos deportes como pesas, nadar, correr o montar en bici tienen la ventaja de que evitan la pérdida de firmeza y la celulitis y mantienen la silueta para presumir delante de las nietas.