Carne de conejo para una buena alimentación durante el embarazo

Carne de conejo para una buena alimentación durante el embarazo

Si estás embarazada y haces deporte, incluye la carne de conejo cada semana para aportarte proteínas, vitaminas y minerales con un bajo contenido en grasa y alta digestibilidad

El embarazo es una etapa de la vida en la que se debe cuidar especialmente la alimentación. Los requerimientos de la mayoría de los nutrientes se ven incrementados, pero hay que tener cuidado para que la dieta no sea excesivamente energética y mantener el peso durante el embarazo, por lo que debemos elegir alimentos con una alta densidad nutricional.

Es indispensable aportar la cantidad de proteínas adecuada, ya que va a ser un período en el que tendrá lugar la formación de los tejidos del feto, el aumento del volumen sanguíneo y el desarrollo de las estructuras para preparar el parto. La vitamina B12 previene la anemia megaloblástica y es necesaria para el crecimiento y la división celular, además participa en el funcionamiento del sistema nervioso. También es imprescindible el ácido fólico, sobre todo en el primer trimestre del embarazo, por su papel en la prevención de algunas malformaciones congénitas debidas a defectos del tubo neural, como la espina bífida.

En cuanto a minerales, también es necesario incrementar el aporte de yodo para el correcto funcionamiento de las hormonas tiroideas que intervienen en el crecimiento del feto y la regulación de diferentes funciones metabólicas, de hierro, fundamental para prevenir la anemia durante el embarazo y para el transporte de oxígeno al feto, de calcio, esencial para la buena formación ósea del bebé y para fortalecer los huesos de la madre y de cinc, con un importante papel en el funcionamiento de diversas hormonas.

Por estos motivos, durante el embarazo hay que tener en cuenta el aporte en cantidad suficiente de todos los nutrientes necesarios para prevenir posibles enfermedades derivadas de su carencia y garantizar el correcto desarrollo del futuro bebé. Si además la embarazada es activa y deportista, su alimentación debe ser muy equilibrada y completa para contrarrestar el desgaste producido por el ejercicio.

La carne de conejo aporta 130 kcal/100g, este bajo contenido calórico, unido a la baja cantidad de grasa (5,33g/100g), lo hacen ideal para incluir en la dieta de la embarazada. Además es un alimento con una alta densidad nutricional, ya que aporta proteínas de alto Valor Biológico con una buena relación energía/proteína.

En cuanto a los aportes de los micronutrientes relacionados con el buen desarrollo del feto, una ración de carne de conejo, 150g, cubre más del 100% de la ingesta diaria recomendada de vitamina B12 en el caso de mujeres gestantes. Por otro lado, aporta un 2% de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, un 2% de yodo, un 4,3% de hierro, un 1,2% de calcio y un 3,7% de cinc.

La carne de conejo tiene además un valor añadido, ya que es de fácil digestibilidad, esto es muy importante, dado que, en el último trimestre del embarazo, el crecimiento del feto ejerce presión sobre el estómago, hecho que impide que se realicen normalmente los procesos digestivos, provocando ciertas molestias.

Tienes más información en INTERCUN que dispone del Centro de Información Nutricional sobre la Carne de Conejo, para responder a las consultas de profesionales de la salud, gastrónomos, distribución y consumidores en materia de nutrición y salud e informar sobre el papel de la carne de conejo en una dieta equilibrada y saludable.

Tel.: 902 995 681