Gira tu pantalla para ver la web de Sport Life

"La vida es el mejor deporte"

¡A la fuerza! Por qué las deportistas debemos hacer pesas

¿Te has estancado? ¿Has dejado de perder peso con tus clases colectivas? Quizá ha llegado el momento de cambiar la orientación de tu entrenamiento. Tienes muy buenos motivos para realizar un entrenamiento específico e intenso de desarrollo de la fuerza.

Tommy Álvarez/ Fotos: César Lloreda -

Sportlife



Últimamente el running no te hace ver los resultados… Puede que te esfuerces más que tus compañeros varones, pero ellos progresan mucho más rápidamente. Han adelgazado más que tú y ahora son mucho más rápidos. Ya sea con la carrera, el yoga, un plan de pérdida de peso o con cualquier otro deporte, son muchas las mujeres que se estancan y no consiguen los resultados que buscan. El motivo es sencillo: no realizan un buen entrenamiento de fuerza. ¡Pero ellos tampoco!, estarás pensando. Eso es porque no tienes claro que hacer pesas es todavía más importante para las mujeres que para los hombres.

¿Mujeres y hombres somos tan diferentes? Eres "especial", pero no eres tan distinta

Como norma general, mujeres y hombres no actuamos, sentimos, pensamos ni respondemos de la misma manera. Pero, ¿somos distintos a la hora de entrenar? ¿Percibimos de distinta manera los efectos de los entrenamientos?

Hombres y mujeres tenemos a nivel funcional la misma capacidad para desarrollar fuerza y velocidad. Pero en general vosotras las mujeres poseéis fibras musculares más pequeñas y por ello tenéis menos masa muscular. Es decir, tenéis la misma habilidad para desarrollar la fuerza y la velocidad pero no para adquirir las mismas proporciones de masa muscular debido a diferencias hormonales.

También somos diferentes a la hora de perder grasa. Si un hombre y una mujer empiezan un programa de entrenamiento para la pérdida de grasa con una intensidad similar, es muy probable que ella alcance más tarde su objetivo. No se trata de falta de esfuerzo o fuerza de voluntad, todo lo contrario: los motivos son científicos.

Las hormonas son las grandes responsables de esas diferencias. En realidad, ambos géneros tenemos los mismos tipos de hormonas en nuestro organismo, lo que son radicalmente diferentes son las cantidades.

Estrógeno y progesterona son las hormonas predominantes en el cuerpo femenino, mientras que la testosterona, hormona masculina por excelencia que promueve la ganancia de masa muscular, se encuentra en pequeñas cantidades. A lo largo del ciclo menstrual las cantidades de hormonas en sangre fluctúan bastante, lo que puede producir cambios del estado de ánimo, variación en el apetito y retención de líquidos, situaciones que dificultan seguir un programa de entrenamiento.

Además, cuando la mujer llega a la menopausia descienden los niveles de estrógeno, el metabolismo se desacelera y la grasa se almacena con más facilidad. Por eso es tan importante para las mujeres seguir un plan de entrenamiento y una alimentación equilibrada que permita mantenerse en forma en ese periodo.  

  • Cambia tu mentalidad antes de intentar cambiar tu cuerpo, es más sencillo de lo que crees


Estas diferencias provocan que el reto más complicado para muchas mujeres sea perder grasa. Y por eso constituye el objetivo principal de muchas de las que comienzan un plan de entrenamiento.

Sinceramente, creo que lo más difícil no es perder grasa, lo más difícil es hacerlo sostenible en el tiempo, así como cambiar hacia la actitud de lograr que te guste el cuerpo que consigas.

Muchas mujeres se comparan erróneamente con actrices o modelos, y al final de cualquier comparación siempre hay una derrota. Eso hace que algunas mujeres gasten su tiempo entrenando con un objetivo equivocado.

  • La aceptación activa es la habilidad de aceptar dónde te encuentras mientras continúas esforzándote por ser mejor


Aceptarse no se basa en el físico, el dinero o el éxito, es una decisión: "me gusta cómo soy y dónde estoy, pero también quiero y trato de ser mejor." Si la percepción negativa sobre el dolor es tu única motivación para entrenar, tus esfuerzos no van a ser viables.  

Las mujeres sois luchadoras de raza, por eso estáis especialmente preparadas para cambiar las cosas:

- Deja de juzgarte constantemente a ti misma y trata de no enviarte mensajes negativos.

- Acepta los contratiempos como experiencias de aprendizaje.

- Haz un cambio de rumbo para cuidar tu cuerpo en lugar de luchar contra él.

- Y sobre todo: ¡ponte a levantar hierros ya!



Te recomendamos

Tenerife, destino sin límites

Tenerife, el destino de vacaciones perfecto para disfrutar del deporte durante todo e...

New Balance te invita a mandarle una carta a tu yo futuro

New Balance inspira a deportistas de todo el mundo con la campaña My future self que ...

"Life on the Run", la nueva línea de zapatillas de Saucony para el día a día

No te separes de tus zapatillas Saucony ni en el día a día con su nueva colección Lif...

Las nuevas zapatillas de trail de Scott, las Supertrac RC

Scott acaba de presentar su nuevo modelo de Scott...

Una nueva filosofía del deporte: no hay mayor victoria que encontrar tu bienestar

Sprinter presenta la historia de tres deportistas populares que han alcanzado su mejo...

¿Por qué nos tenemos que hidratar después de hacer deporte?

Entre un 65 y un 75% de nuestro peso es agua y mucha de ella se pierde cuando hacemos...

Deja tu opinión

Total de seguidores en redes sociales: 583.830

Trending topics: #SLAbril #YogaFit #SL216 #PlayOff #súmatealrosa

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.