Publicidad

Técnica de natación para corredores y ciclistas

Es importante comenzar por trabajar la técnica en natación para poder ser un triatleta completo.En este artículo, te detallamos los cinco elementos que te ayudarán a que tu técnica de crol sea la correcta.
Sport Life -
Técnica de natación para corredores y ciclistas

La natación es un deporte con un gran componente técnico que es importante desarrollar en edades tempranas (de 12 a 18 años) que es cuando la adaptación al medio acuático es mayor, pero esto no debe ser un obstáculo para continuar nuestro camino hacia el triatlón.

Por eso es importante comenzar por trabajar la técnica. A continuación te detallamos los cinco elementos que te ayudarán a que tu técnica de crol sea la correcta.

La natación es un deporte con un gran componente técnico que es importante desarrollar en edades tempranas (de 12 a 18 años) que es cuando la adaptación al medio acuático es mayor, pero esto no debe ser un obstáculo para continuar nuestro camino hacia el triatlón.

Por eso es importante comenzar por trabajar la técnica. A continuación te detallamos los cinco elementos que te ayudarán a que tu técnica de crol sea la correcta.

Publicidad

El cuerpo deberá adoptar una posición hidrodinámica: elevado, extendido, alineado, relajado y natural. Para ello la cabeza se sitúa ligeramente elevada, con la cara en el agua y la mirada dirigida hacia abajo y adelante, tronco cadera y piernas horizontales mientras los pies realizan el batido.

Publicidad

Se trata de un giro en el eje longitudinal del cuerpo de unos 45º. El sujeto no se desplaza plano sobre el agua, el rolido cumple las funciones de facilitar el recobro de los brazos fuera del agua, realizar una tracción profunda y eficaz, respirar de manera natural sin elevar la cabeza y evitar la resistencia al avance.

Publicidad

La mano entra al frente, en el ancho de la cabeza con el hombro. Es en este momento cuando la otra mano finaliza el recorrido por dentro del agua y se dispone a salir junto a la parte superior del muslo. Los brazos están siempre en puntos opuestos, así que cuando una mano entra en el agua, la otra está saliendo.

Publicidad

No debe de ser fuerte, el movimiento de piernas debe ser ligero y estabilizador del resto del cuerpo. Lo ideal seria dar cuatro patadas por cada ciclo de brazos. En momentos puntuales de un triatlón, como en la salida, los giros en las boyas o cuando te quieres deshacer de algún rival, el batido de piernas será superior. En distancias más largas y con el uso del traje de neopreno, el batido de piernas puede disminuir hasta dos por ciclo de brazos, ahorrando energía y utilizando las piernas como estabilizadoras, más que propulsivas.

Publicidad

Gira la cabeza hacia un lado e inhala cuando el brazo del lado contrario esté en extensión completa. Gira la cabeza hacia el fondo de la piscina para exhalar. Es ideal entrenar la respiración a los dos lados, es decir respirar cada tres brazadas o en algún tramo por nuestro “lado malo”.

Publicidad
Te recomendamos

Puede que necesites una ayuda extra para mejorar tu recuperación después de una sesió...

Mantener el estado de hidratación óptimo es clave para prevenir lesiones, no lo olvid...

Sprinter apoya el proyecto "Brazadas de vida", en el que cuatro deportistas nadarán 1...

La zanahoria no solo te ayudará a mantener el bronceado, tiene muchas más propiedades...

Versatilidad, confianza y seguridad, cualidades de un tirador de élite como José Luis...

La tercera edición del Tenerife Walking Festival se celebrará del 23 al 27 de mayo....

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.