Publicidad

Ejercita todo tu cuerpo con una toalla... ¡desde la habitación del hotel!

Un entrenamiento para movilizar todos los músculos de tu cuerpo y en el que solo necesitas una toalla. ¡Y que podrás hacer hasta desde tu habitación de hotel!
Raúl Notario / Fotos y vídeo: Gonzalo Manera -
Ejercita todo tu cuerpo con una toalla... ¡desde la habitación del hotel!

Con el nuevo número de agosto te proponemos un entrenamiento portátil que podrás llevarte a cualquier parte... ¡Hasta a tu habitación de hotel!

Si te tomas los entrenamientos en serio y te gusta cumplir rigurosamente con tus rutinas, seguramente estés preocupado por saber si tu fuerza, volumen muscular o velocidad disminuirán durante los próximos días de tranquilidad y descanso. Debes saber que aunque nos tomemos un mes de descanso, ese tiempo no es suficiente como para arruinar nuestra preparación y forma física.

Para que eso fuera así, deberíamos estar totalmente inmóviles durante al menos dos semanas o más.

Pero, si quieres aprovechar el verano también para mantener todos tus niveles óptimos y para disfrutar de lo bien que se siente uno después de una buena sesión de entrenamiento, aquí te proponemos una rutina portátil, exprés y que podrás hacer hasta desde la habitación de hotel. ¡Y solo necesitas una toalla!

Una toalla de hotel sirve mucho más que para secarte. Elige la longitud adecuada para cada caso, de modo que el largo de la misma te permita realizar el movimiento completo. Recuerda que en todo momento debes mantener la tensión de la toalla, intentando separar los extremos con la mayor fuerza que seas capaz de ejercer, ahí está el quid de la cuestión.

Remo con implicación lumbar

Pasar mucho tiempo sentado suele acarrear problemas en la región lumbar, pudiendo generar debilidad, lo que produce una pérdida de la correcta curvatura lumbar anatómica. Este ejercicio es ideal para reforzar esa zona y el resto de la musculatura de la espalda, incluyendo los dorsales. Recuerda que los codos deben flexionarse cerca de la espalda sin dirigirse hacia el exterior. Comienza el gesto con una ligera elevación lumbar, lo justo para permitir que la toalla contacte con el pecho sin tocar el suelo.

Haz 3 series de 10-15 repeticiones

Elevación de cadera

La resistencia con estos ejercicios los aporta tu propia fuerza y la toalla, que sirve de “punto de apoyo o límite”. La clásica elevación de cadera puede ganar mucha intensidad si sumas la toalla al ejercicio. Con este ejercicio, además de glúteos vamos a trabajar intensamente los isquiotibiales (región posterior del muslo).

Haz 3 series de 10-15 repeticiones con cada pierna.

Encogimientos
con toalla

Este ejercicio es sensacional para trabajar la parte inferior de la musculatura de tu abdomen implicando al resto del core, sin olvidar el trabajo de equilibrio y propiocepción. Este ejercicio es seguro gracias al rango de movimiento y a la falta de apoyos, entre otras cosas. Además, sumar el gesto de remo hará que ejercites tus dorsales al máximo gracias a la fuerza y tensión que ejercemos con la toalla.

Haz 3 series de 10-15 repeticiones.

Elevación de hombro

Recuerda que las elevaciones de hombro son más seguras en el plano escapular. Uno de los brazos se opone al movimiento del otro y ofrece la resistencia a superar. Pronto verás como lo que parecía fácil se convierte en un ejercicio sensacional para tus hombros.
Haz 3 series de 10-15 repeticiones.

Curl de bíceps 

Los ejercicios que realizamos sentados y sin apoyo en la zona de la espalda son muy útiles para trabajar nuestro control postural y activar la musculatura de la faja abdominal. Al elevar y descender la pierna sobre la que situamos la toalla implicamos al transverso del abdomen, "músculo antibarriga" por excelencia (toma nota), sin olvidarnos de que estamos trabajando la musculatura de los bíceps.

Haz 3 series de 10-15 repeticiones con cada pierna.

Rotación de hombros

Este ejercicio "tres en uno" ejercitará la musculatura de tus hombros, pectorales y dorsales, además de ejercer un gran trabajo en todo el cinturón abdominal. Recuerda mantener lo más recta posible la espalda, un buen truco es sentarnos como si tuviéramos que dejar la mayor separación posible entre los discos intervertebrales con la intención de “crecer”.

Haz 3 series de 10-15 repeticiones.

Flexiones

Este ejercicio no puede fallar en tus rutinas, dentro y fuera del gimnasio, pero para hacerlo correctamente debes tener en cuenta una serie de consideraciones. Los codos deben permanecer pegados al cuerpo, la separación de las manos debe ser un tanto superior al ancho de tus hombros y el pecho se proyecta hacia el exterior. Además, la cintura escapular debe permanecer activa como si tuvieras que sujetar un bolígrafo entre ambos omóplatos sin que se caiga. Al poner los pies en alto la intensidad aumenta considerablemente.

Haz 3 series de 10-15 repeticiones.

Te recomendamos

Puede que te sorprenda, pero el drop 0 puede ayudarte mucho...

Un sueño reparador es fundamental para poder dar el máximo como deportista. Toma nota...

Remo, surf, bodyboard... deportes veraniegos para practicar en familia...

El paddle surf se puede practicar en cualquier lugar y puedes descubrir lugares incre...

Los corredores de la Carrera Liberty 2017 probaron San Miguel 0,0 Isotónica y esta fu...

Las nuevas FuelCore Sonic ofrecen al corredor velocidad y un ajuste milimétrico...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.