Publicidad

¿Cuál es la mejor máquina cardiovascular del gimnasio?

Remo, bicicleta, elíptica, cinta de correr... ¿Cuál es la máquina cardiovascular que más ventajas nos ofrece en el gimnasio? Analizamos ventajas e inconvenientes de cada una
Domingo Sánchez -
¿Cuál es la mejor máquina cardiovascular del gimnasio?

Elegir máquina cardiovascular ¿Cuál es la tuya?

Al realizar ejercicio cardiovascular no solamente debemos pensar en los beneficios sobre nuestro sistema cardiorrespiratorio, también son importantes las cargas mecánicas que se reciben. Elige tu mejor máquina sopesando sus ventajas e inconvenientes.

Más: ¿te lías en el gimnasio? Conoce las máquinas de fuerza


Bicicleta

▲ Quizás la más habitual por permitir una posición cómoda y sin impacto.

▼ Presta atención para adoptar una posición correcta, situando la altura del sillín de acuerdo a tu estatura.

Las bicicletas ofrecen numerosas ventajas, ideales tanto para principiantes  como para avanzados, ya que podemos regular la intensidad de trabajo. El movimiento del pedaleo es cíclico y es un gesto que no requiere ninguna técnica. Una variante son las bicicletas reclinadas. Es el medio cardiovascular estrella para los iniciados: la postura es cómoda ya que la espalda se encuentra apoyada y la zona lumbar libre de cargas, el pedaleo no conlleva impactos, la posición sentada no elevará la frecuencia cardiaca en exceso y puedes regular la intensidad del ejercicio.

Remo

▲ Consigue un trabajo de los músculos dorsales, además de involucrar a las piernas. No presenta impacto.

Requiere estabilidad lumbar y una técnica adecuada para realizar el tirón sin estrés para la región lumbar. Es para utilizar en periodos cortos.

Es el gran olvidado de las salas de fitness, pero uno de los más interesantes. La posición sentada evita la elevación excesiva de la frecuencia cardiaca y favorece el retorno venoso. Además, el trabajo muscular lo reciben los músculos de la espalda, que generalmente necesitan más trabajo; el gesto del remo activa toda la musculatura extensora y favorece una postura más correcta.

Elíptica

▲ Consigue involucrar al tren superior e inferior, provocando un gran consumo calórico sin aumento excesivo de la fatiga muscular. Además, no presenta impacto.

▼ Presenta una continua rotación en la columna. Deben evitarse los rangos amplios de movimiento.

El movimiento describe una elipse, simulando el gesto del esquí. Se moviliza el tren superior y el inferior, lo que supone una gran ventaja para conseguir elevados consumos calóricos. Se consigue movilizar mucha masa muscular y se reparte mucho más el esfuerzo, evitando sobrecargas o fatigas locales, permitiendo un ejercicio más prolongado.

El movimiento de los brazos permite empujar o traccionar y de esta forma podemos involucrar a otros grupos musculares. Algunas elípticas proporcionan un desplazamiento lateral de los apoyos. Debemos tener en cuenta que el desplazamiento lateral de las piernas no es un gesto natural y articulaciones como la rodilla (sobre todo en las mujeres) reciben una tensión excesiva en su zona lateral interna. Personas con rodillas valgas (en "X") deben evitar este gesto.

¿Por qué la elíptica puede ser la mejor aliada del corredor?

En primer lugar, la elíptica de cara al running es un elemento muy válido, ya sea como recuperador de una lesión, ya sea como ayuda activa en entrenamientos.

A nivel cardiovascular se trabaja con parámetros muy parecidos a los de la carrera, la transferencia a la carrera por otra parte es muy buena, de hecho atletas de élite cada día usan más este medio para completar entrenamientos o sustituirlos.

Los entrenos en elíptica son muy parecidos a los que hacemos en el running, únicamente que no entrenamos por distancias, sino por tiempos. Transferimos los tiempos del entreno normal al entreno con elíptica es decir, si tenemos una hora de rodaje realizaremos una hora u hora y diez minutos con la elíptica. Al principio debemos de habituarnos a trabajar encima de ella pero en poco tiempo nos habremos adaptado, lo ideal será no bracear agarrados a los "cuernos" de la elíptica, es mejor agarrarse a las asaderas inferiores, las zancadas deben de ser lo más naturales posibles, estando cómodos y sin forzar la posición. A la larga debemos intentar "correr" en la elíptica sin apoyarnos con las manos, es decir correr de forma natural y sin agarrarse a ningún implemento, esto nos va a llevar algún tiempo pero al final lo conseguiremos sin ningún problema.

Elegir máquina cardiovascular ¿Cuál es la tuya?

Al realizar ejercicio cardiovascular no solamente debemos pensar en los beneficios sobre nuestro sistema cardiorrespiratorio, también son importantes las cargas mecánicas que se reciben. Elige tu mejor máquina sopesando sus ventajas e inconvenientes.

Más: ¿te lías en el gimnasio? Conoce las máquinas de fuerza


Bicicleta

▲ Quizás la más habitual por permitir una posición cómoda y sin impacto.

▼ Presta atención para adoptar una posición correcta, situando la altura del sillín de acuerdo a tu estatura.

Las bicicletas ofrecen numerosas ventajas, ideales tanto para principiantes  como para avanzados, ya que podemos regular la intensidad de trabajo. El movimiento del pedaleo es cíclico y es un gesto que no requiere ninguna técnica. Una variante son las bicicletas reclinadas. Es el medio cardiovascular estrella para los iniciados: la postura es cómoda ya que la espalda se encuentra apoyada y la zona lumbar libre de cargas, el pedaleo no conlleva impactos, la posición sentada no elevará la frecuencia cardiaca en exceso y puedes regular la intensidad del ejercicio.

Remo

▲ Consigue un trabajo de los músculos dorsales, además de involucrar a las piernas. No presenta impacto.

Requiere estabilidad lumbar y una técnica adecuada para realizar el tirón sin estrés para la región lumbar. Es para utilizar en periodos cortos.

Es el gran olvidado de las salas de fitness, pero uno de los más interesantes. La posición sentada evita la elevación excesiva de la frecuencia cardiaca y favorece el retorno venoso. Además, el trabajo muscular lo reciben los músculos de la espalda, que generalmente necesitan más trabajo; el gesto del remo activa toda la musculatura extensora y favorece una postura más correcta.

Elíptica

▲ Consigue involucrar al tren superior e inferior, provocando un gran consumo calórico sin aumento excesivo de la fatiga muscular. Además, no presenta impacto.

▼ Presenta una continua rotación en la columna. Deben evitarse los rangos amplios de movimiento.

El movimiento describe una elipse, simulando el gesto del esquí. Se moviliza el tren superior y el inferior, lo que supone una gran ventaja para conseguir elevados consumos calóricos. Se consigue movilizar mucha masa muscular y se reparte mucho más el esfuerzo, evitando sobrecargas o fatigas locales, permitiendo un ejercicio más prolongado.

El movimiento de los brazos permite empujar o traccionar y de esta forma podemos involucrar a otros grupos musculares. Algunas elípticas proporcionan un desplazamiento lateral de los apoyos. Debemos tener en cuenta que el desplazamiento lateral de las piernas no es un gesto natural y articulaciones como la rodilla (sobre todo en las mujeres) reciben una tensión excesiva en su zona lateral interna. Personas con rodillas valgas (en "X") deben evitar este gesto.

¿Por qué la elíptica puede ser la mejor aliada del corredor?

En primer lugar, la elíptica de cara al running es un elemento muy válido, ya sea como recuperador de una lesión, ya sea como ayuda activa en entrenamientos.

A nivel cardiovascular se trabaja con parámetros muy parecidos a los de la carrera, la transferencia a la carrera por otra parte es muy buena, de hecho atletas de élite cada día usan más este medio para completar entrenamientos o sustituirlos.

Los entrenos en elíptica son muy parecidos a los que hacemos en el running, únicamente que no entrenamos por distancias, sino por tiempos. Transferimos los tiempos del entreno normal al entreno con elíptica es decir, si tenemos una hora de rodaje realizaremos una hora u hora y diez minutos con la elíptica. Al principio debemos de habituarnos a trabajar encima de ella pero en poco tiempo nos habremos adaptado, lo ideal será no bracear agarrados a los "cuernos" de la elíptica, es mejor agarrarse a las asaderas inferiores, las zancadas deben de ser lo más naturales posibles, estando cómodos y sin forzar la posición. A la larga debemos intentar "correr" en la elíptica sin apoyarnos con las manos, es decir correr de forma natural y sin agarrarse a ningún implemento, esto nos va a llevar algún tiempo pero al final lo conseguiremos sin ningún problema.

Publicidad


Stepper  (simulador de escaleras)

▲ Gesto natural con gran recorrido articular que permite un trabajo muscular intenso sin impacto.

▼ Evita los recorridos cortos, pueden provocar sobrecarga en el sóleo. No te inclines hacia delante, la espalda baja recibirá una carga elevada.

Indicado para personas muy entrenadas o deportistas que necesiten de este gesto en su deporte, como los montañeros, y no muy indicada para personas con mala circulación en el tren inferior, ya que no favorece el retorno venoso. Hay que tener en cuenta que posee un rango de recorrido muy corto y aparece fatiga local en sóleos y gemelos de forma rápida. 

 

Cinta de correr

▲ Es un gesto natural, sencillo. Para conseguir un efecto lo más parecido a la realidad de correr en el exterior se debe inclinar un 1%.

▼ Presenta impacto, por tanto no es muy aconsejable para personas con alteraciones articulares en rodilla, cadera o columna. Una alternativa muy eficiente es caminar con inclinación.

Al igual que la bicicleta, es un medio donde el gesto motriz es muy natural. El gran inconveniente de la carrera es el impacto, sobre todo para personas de edad avanzada o sobrepeso. Sin embargo, en las cintas de las salas de fitness tenemos la opción de caminar aumentando la pendiente, podemos “jugar” con la velocidad y la pendiente. Hoy en día, disponen de un buen sistema de amortiguación que las hace muy cómodas en las pisadas.

Recomendación Sport Life

Si no compites en ninguna especialidad deportiva, lo más adecuado sería realizar lo que se denomina un entrenamiento cruzado, es decir alternar el tiempo de trabajo en diferentes máquinas, de esta forma se consigue un trabajo cardiovascular continuo pero con involucración de diferentes grupos musculares y desde luego mucho más ameno. Puedes realizar una especie de circuito o alternar dos medios con diferente intensidad de trabajo, las variaciones son múltiples.

 

Publicidad
Te recomendamos

New Balance presenta una colección de calzado y textil conmemorativa del maratón de N...

Pau Gasol y Miguel Ángel Muñoz, juntos de aventura en los Dolomitas...

Deja de usar el mismo material para salir a correr e ir al gimnasio...

¿Qué tal si te desplazaras a tu trabajo con tu cuerpo como motor?...

Probamos el Suunto Spartan Trainer con medición de la frecuencia cardiaca en la muñec...

Remo, surf, bodyboard... deportes veraniegos para practicar en familia...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.