Publicidad

Así cambia nuestro cuerpo cuando corremos: ventajas de los rodajes largos

Repasamos todo lo que le pasa a nuestro cuerpo por dentro cuando lo ponemos a correr, ¡estas son todas las ventajas de los llamados rodajes largos!
Rodrigo Gavela -
Así cambia nuestro cuerpo cuando corremos: ventajas de los rodajes largos

Antes de nada, es necesario aclarar que la duración de los rodajes largos no debe sobrepasar las dos horas, lo normal es que duren en torno a una hora. Para que te hagas una idea, te dejamos una tabla específica con los kilómetros máximos y mínimos y los ritmos que debes mantener en tus sesiones de carrera según tu objetivo.

Dicho esto y adentrándonos en sus beneficios, los rodajes nos permiten obtener energía aeróbicamente, es decir en presencia de oxígeno. Se realizan a una velocidad moderada, favorecen la resistencia orgánica general (por lo que sirven para resistir más tiempo corriendo) y acostumbra al músculo a usar grasas como combustible. El material energético, carbohidratos y grasas, se oxida totalmente y con gran rentabilidad, pero lentamente. También conduce a una rebaja en el pulso basal en reposo, por lo que el corazón se hace más eficaz en su trabajo.

No olvides, que si este es tu único método de entrenamiento, llegará un momento en el que te estancarás. Para disfrutar de todos los beneficios que te listamos a continuación, lo óptimo es que combines este tipo de sesión con otras de de series o cambios de ritmo. 

Porqué merece la pena eso de rodar

Proporciona buenas sensaciones

Después de realizar varios kilómetros suavemente uno se encuentra mejor, más relajado y en paz consigo mismo.

Mejora el bienestar físico y el psíquico

Rodando regularmente más de 10 km diarios se consiguen grandes cotas de bienestar físico y psíquico. Incrementa el vigor físico, ayuda a regular el sueño y las deposiciones, ayuda a controlar el peso y permite comer de todo, favorece y acelera la desaparición de los dolores de cabeza y otros dolores musculares, las piernas se hacen más ligeras, y te ayuda a tener mejor humor. Te permite pensar de forma relajada, lo que ayuda a aclarar las ideas y a despejar la mente.

Limpia las arterias y limpia los pulmones

El entrenamiento aeróbico que se procura con el rodaje es el más eficiente para limpiar las arterias de impurezas. Lo mismo se puede decir con los pulmones; en recientes investigaciones realizadas en Gran Bretaña con más de 25.000 fumadores se pudo comprobar que aquellos que dejan de fumar, aunque lleven más de diez años haciéndolo, y que consiguen entrenar corriendo durante más de tres años seguidos pueden limpiar sus pulmones.

Tonifica los músculos, fortalece los huesos y refuerza los cartílagos

Con el rodaje se consigue fortalecer los músculos y tendones, y por tanto los huesos, no solo de las piernas, sino también de la espalda, del abdomen y, en menor medida, de los brazos. Todas las personas (sin excepción) hemos nacido para andar y correr, no hacerlo solo trae problemas físicos y enfermedades crónicas.

Despeja la mente y aclara las ideas

Esto lo saben muy bien los corredores experimentados, lo utilizan como terapia para descargar el estrés y despejar la mente. En unos minutos rodando empiezan a fluir tantas ideas por la cabeza que en poco tiempo, lo que parecía no tener solución le encuentras varias respuestas. No hay nada que aclare más las ideas.

Estiliza las piernas y el cuerpo

No existe ningún otro ejercicio más eficaz para conseguir estilizar las piernas y el cuerpo que el rodaje regular. Con ello se pierde peso hasta alcanzar el óptimo, los músculos se tonifican, la barriga desaparece, la espalda se endereza y la piel de la cara se estira.

Incrementa la resistencia

Te procura una gran resistencia y forma física, que te hace más eficiente ante cualquier trabajo que implique exigencia física. Te cansarás menos y podrás hacer más cosas y más concentrado, utilizando la misma energía.

Incrementa las defensas

Rodando se estimula la creación de adrenalina, lo que estimula las defensas y previene de resfriados y otras pequeñas enfermedades.

 

 

Aumenta la capacidad pulmonar

Rodando se incrementa notablemente la capacidad pulmonar. En poco tiempo correr hará que el volumen de aire que puedas inspirar sea mayor.

Incrementa el volumen del corazón

El corazón es un músculo que trabajándolo es susceptible de una gran mejora. Con el rodaje se puede incrementar su volumen y se consigue disminuir su frecuencia cardiaca, pues cada latido mueve más cantidad de sangre.

Antes de nada, es necesario aclarar que la duración de los rodajes largos no debe sobrepasar las dos horas, lo normal es que duren en torno a una hora. Para que te hagas una idea, te dejamos una tabla específica con los kilómetros máximos y mínimos y los ritmos que debes mantener en tus sesiones de carrera según tu objetivo.

Dicho esto y adentrándonos en sus beneficios, los rodajes nos permiten obtener energía aeróbicamente, es decir en presencia de oxígeno. Se realizan a una velocidad moderada, favorecen la resistencia orgánica general (por lo que sirven para resistir más tiempo corriendo) y acostumbra al músculo a usar grasas como combustible. El material energético, carbohidratos y grasas, se oxida totalmente y con gran rentabilidad, pero lentamente. También conduce a una rebaja en el pulso basal en reposo, por lo que el corazón se hace más eficaz en su trabajo.

No olvides, que si este es tu único método de entrenamiento, llegará un momento en el que te estancarás. Para disfrutar de todos los beneficios que te listamos a continuación, lo óptimo es que combines este tipo de sesión con otras de de series o cambios de ritmo. 

Porqué merece la pena eso de rodar

Proporciona buenas sensaciones

Después de realizar varios kilómetros suavemente uno se encuentra mejor, más relajado y en paz consigo mismo.

Mejora el bienestar físico y el psíquico

Rodando regularmente más de 10 km diarios se consiguen grandes cotas de bienestar físico y psíquico. Incrementa el vigor físico, ayuda a regular el sueño y las deposiciones, ayuda a controlar el peso y permite comer de todo, favorece y acelera la desaparición de los dolores de cabeza y otros dolores musculares, las piernas se hacen más ligeras, y te ayuda a tener mejor humor. Te permite pensar de forma relajada, lo que ayuda a aclarar las ideas y a despejar la mente.

Limpia las arterias y limpia los pulmones

El entrenamiento aeróbico que se procura con el rodaje es el más eficiente para limpiar las arterias de impurezas. Lo mismo se puede decir con los pulmones; en recientes investigaciones realizadas en Gran Bretaña con más de 25.000 fumadores se pudo comprobar que aquellos que dejan de fumar, aunque lleven más de diez años haciéndolo, y que consiguen entrenar corriendo durante más de tres años seguidos pueden limpiar sus pulmones.

Tonifica los músculos, fortalece los huesos y refuerza los cartílagos

Con el rodaje se consigue fortalecer los músculos y tendones, y por tanto los huesos, no solo de las piernas, sino también de la espalda, del abdomen y, en menor medida, de los brazos. Todas las personas (sin excepción) hemos nacido para andar y correr, no hacerlo solo trae problemas físicos y enfermedades crónicas.

Despeja la mente y aclara las ideas

Esto lo saben muy bien los corredores experimentados, lo utilizan como terapia para descargar el estrés y despejar la mente. En unos minutos rodando empiezan a fluir tantas ideas por la cabeza que en poco tiempo, lo que parecía no tener solución le encuentras varias respuestas. No hay nada que aclare más las ideas.

Estiliza las piernas y el cuerpo

No existe ningún otro ejercicio más eficaz para conseguir estilizar las piernas y el cuerpo que el rodaje regular. Con ello se pierde peso hasta alcanzar el óptimo, los músculos se tonifican, la barriga desaparece, la espalda se endereza y la piel de la cara se estira.

Incrementa la resistencia

Te procura una gran resistencia y forma física, que te hace más eficiente ante cualquier trabajo que implique exigencia física. Te cansarás menos y podrás hacer más cosas y más concentrado, utilizando la misma energía.

Incrementa las defensas

Rodando se estimula la creación de adrenalina, lo que estimula las defensas y previene de resfriados y otras pequeñas enfermedades.

 

 

Aumenta la capacidad pulmonar

Rodando se incrementa notablemente la capacidad pulmonar. En poco tiempo correr hará que el volumen de aire que puedas inspirar sea mayor.

Incrementa el volumen del corazón

El corazón es un músculo que trabajándolo es susceptible de una gran mejora. Con el rodaje se puede incrementar su volumen y se consigue disminuir su frecuencia cardiaca, pues cada latido mueve más cantidad de sangre.

Publicidad

Disminuye la presión arterial

Rodando se incrementa la elasticidad de las arterias, así los aumentos de presión sanguínea son absorbidos por sus paredes y disminuye el riesgo de problemas vasculares.

Te hace sentir más optimista

Rodar permite disipar tensiones y produce la secreción de endorfinas u hormonas del optimismo. Estas sustancias hacen que los corredores tengan menos depresiones y ansiedad que las personas sedentarias.

Con el estrés, la falta de ejercicio y el acumulo de toxinas (alcohol, tabaco, grasas, productos químicos) que se ingieren, nuestro cuerpo tiende a envejecer mucho más rápidamente. Rodando se disminuyen o se anulan estos riesgos.

Resultados de rodar a largo plazo

Sistema cardiovascular y pulmonar

Se ha demostrado que una persona que entrena regularmente puede casi mantener la misma capacidad aeróbica de cuando era joven, con las ventajas físicas que eso supone. Retarda el envejecimiento pulmonar, incrementa el intercambio gaseoso en los pulmones, reduce el jadeo y fortalece la musculatura del aparato respiratorio.

Sistema vascular

El ejercicio aeróbico de los rodajes evita la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias). Las paredes de los vasos sanguíneos se endurecen si no corremos regularmente. Y unos vasos sanguíneos duros exigen más trabajo al corazón, esto conduce a la cardiopatía.

Sistema nervioso central

La capacidad para coordinar actividades motoras complejas y para mantener el equilibrio se reduce cada año a partir de los 40. La mejor forma de frenar ese deterioro es realizando ejercicios aeróbicos como los rodajes.

Músculos y huesos

Aquellas personas que corren regularmente y lo han hecho durante años tienen una pérdida ósea mucho menor. La osteoporosis, fragilidad ósea debida a la falta de calcio, es el principal problema del sistema musculoesquelético. Las mujeres corren un riesgo mayor que los hombres. Después de los 50 los hombres pierden aproximadamente el 0.4% de masa ósea cada año, pero las mujeres se acercan al 1%, incluso al 3% con la menopausia. Cuando hay inactividad, el hueso pierde su fortaleza y el cartílago su elasticidad. Lo mismo ocurre con músculos, ligamentos y tendones, pues la actividad estimula su fuerza y flexibilidad. No olvidéis: lo que no se usa se pierde.

Evitar errores

Para evitar dolores y lesiones lo mejor es dedicar más tiempo a los ejercicios de estiramiento y de flexibilidad. A medida que avanzan los años es necesario disminuir el kilometraje. Se debe correr sobre superficies naturales y ante los primeros síntomas de dolor, es mejor parar. De este modo nunca se deberían tener problemas.

Negar el dolor

Correr con dolor de forma continuada solo conduce a padecer una lesión crónica de la parte afectada. Y no parar cuatro o cinco días, al final supone parar un mes o más. Los corredores somos los únicos que intentamos desafiar a nuestro cuerpo hasta cuando nos avisa. Confundimos el aviso con un reto. Y somos capaces de llegar hasta las últimas consecuencias, en ese particular duelo, que normalmente acaba en lesión.
Excesos en la distancia.

Puede provocar tendinitis, si no se hacen de forma gradual y progresiva.

Excesos en la intensidad de los ritmos

Puede provocar sobreentrenamiento, agotamiento prematuro y falta de competitividad.

Falta de recuperación tras una lesión

No hay que caer en ese estado de "síndrome de abstinencia del corredor", que induce a querer recuperarse en seguida. Si no se está totalmente recuperado es seguro que se volverá a lesionar con el riesgo de cronificar el problema.

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.