Publicidad

Consejos para hacer deporte si estás resfriado

¿Sabías que un poco de ejercicio te puede ayudar a superar la gripe con éxito? Aquí tienes 10 consejos para hacer deporte si estás resfriado.
Yolanda Vázquez Mazariego -
Consejos para hacer deporte si estás resfriado

1. Organiza tu vestuario para no coger frío sin exagerar. Ni te vayas a correr en pantalón corto y camiseta de tirantes ni te pongas el forro polar para entrenar, utiliza la ventaja de los tejidos térmicos que te permiten mantener el cuerpo caliente y expulsan el sudor para que la ropa esté seca. Lleva ropa extra que sea fácil de quitar y llevar atada para adaptarte a la temperatura.

2. Sigue la ley de las capas. Evita llevar una única prenda aislante para mantener el calor, es mejor llevar varias capas para aislar el cuerpo, tanto si vas a salir al exterior como si entrenas en interior.

3. Tapa tus orificios. Si vas a entrenar y el aire es frío, lleva una braga que tape la garganta que es una zona que suele quedar desprotegida, y además puedes ponértela sobre la nariz y la boca para no respirar el aire helado directamente, y calentarlo previamente.

4. No te olvides de la cabeza y las manos. Por la cabeza se puede llegar a perder hasta el 60% del calor corporal, más si no te sobra pelo. Ponerte un gorro de tejido térmico te mantendrá caliente y sin humedad. Y no te olvides de los guantes, especialmente cuando vas a correr a la calle, tener las manos calientes te ayudará a soportar el frío y siempre puedes guardarlos en un bolsillo o engancharlos en la cinturilla del pantalón cuando se calientan las manos.

5. Calienta bien antes de empezar. Si vas a hacer deporte en el exterior no empieces a forzar la máquina al primer minuto, es importante que escuches las señales de tu cuerpo cuando hay un resfriado o gripe, empieza despacito y ve subiendo la intensidad sin llegar a forzarte, simplemente disfruta de la sensación de bienestar que te produce el ejercicio, seguramente notes que respiras mejor, se descongestiona la nariz y te deja de doler la cabeza. Pero no te confíes pues estás bajo los efectos de las endorfinas, no es el momento de hacer sprints, la idea es volver a casa entrenado y feliz, no lo eches a perder.

6. Estira en caliente. Al terminar has de estirar, pero no se te ocurra hacerlo en la calle o sin abrigarte bien en el gimnasio, lo mejor es ir a la ducha caliente directamente y estirar después con ropa limpia y seca en un lugar abrigado o en casa.

7. Hidrátate más que antes. Un resfriado o gripe acelera la deshidratación, es importante aumentar la cantidad de líquidos cuando se está pasando una infección respiratoria, más estos últimos años en que las gripes también han afectado al sistema digestivo y vienen con diarreas y vómitos. Procura beber suero fisiológico de farmacia o suero casero con agua, zumo de limón, bicarbonato, miel y un poco de sal. Bebe agua sin tener sed, especialmente si vas a entrenar: antes, durante y después. Y aprovecha para hacerte bebidas calentitas como té caliente con zumo de limón, o té rooibos con zumo de arándanos. Verás como mejoras y te sientes mejor.


8. Aliméntate bien si entrenas. Si estás con gripe, seguramente tengas poco apetito, es normal pero si vas a hacer deporte necesitas recargar los depósitos de glucógeno con hidratos de carbono. Si no tienes hambre procura tomar purés y sopas calientes con verduras y hortalizas (calabaza, patata, zanahorias, puerro, ajo, cebolla, etc.) ricas en hidratos, vitaminas y minerales y también añade proteína para tus músculos con pescados blancos y pechuga de pollo. Te sentarán bien y te darán energía para superar la infección.

9. Aumenta la dosis de antioxidantes. Las vitaminas A, C y E y los minerales como el selenio y el zinc te ayudan a mantener el sistema inmune y a combatir los invasores que provocan la infección. Aumenta la dosis de alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras, frutos secos, aceites de primera presión en frío y carnes rojas. Verás como te sientes mejor.

10. Duerme todo lo que puedas. La mejor forma de curar una gripe o resfriado es meterse en la cama y dejar que el cuerpo resuelva el conflicto por sí solo. Si no puedes coger la baja laboral o vas a entrenar mientras que el cuerpo aguante, verás que puedes mantener el ritmo si duermes entre 8 y 10 horas al día. Basta con dejar de ver la tele por la noche y meterte en la cama a las 9 ó las 10, el agotamiento hará que te duermas enseguida y podrás levantarte con más vitalidad al día siguiente.

Te recomendamos

Puede que necesites una ayuda extra para mejorar tu recuperación después de una sesió...

Mantener el estado de hidratación óptimo es clave para prevenir lesiones, no lo olvid...

Sprinter apoya el proyecto "Brazadas de vida", en el que cuatro deportistas nadarán 1...

La zanahoria no solo te ayudará a mantener el bronceado, tiene muchas más propiedades...

Versatilidad, confianza y seguridad, cualidades de un tirador de élite como José Luis...

La tercera edición del Tenerife Walking Festival se celebrará del 23 al 27 de mayo....

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.