Oakley presenta las nuevas gafas de nieve AIRBRAKE

Oakley  presenta las nuevas gafas de nieve AIRBRAKE

Con el revolucionario sistema SwitchLock que te permite cambiar las lentes con un toque

La revolucionaria tecnología SwitchLock de Oakley ya ha sido utilizada por un gran número de deportistas para adaptarse de forma perfecta a diferentes deportes y condiciones ambientales. Ahora, Oakley lanza Airbrake, las primeras gafas protectoras para nieve de tecnología HDO con un diseño de lentes intercambiables y tantas opciones de lentes que, se ponga la montaña como se ponga, la visión sigue nítida y las condiciones perfectas.

Los obstáculos que tuvo que superar Oakley para diseñar gafas protectoras con tecnología SwitchLock fueron importantes. SwitchLock, de Oakley, es sinónimo de un cambio de lentes extremadamente simple y rápido, además de un rendimiento intachable durante el uso activo de las gafas protectoras. Como cualquier torcedura de la lente, por leve que sea, puede causar una distorsión, el sistema de cambio fue concebido para evitar cualquier presión excesiva que pudiera modificar la forma de las lentes. El diseño de lentes desmontables también hizo necesaria una completa reinvención de la montura. Gracias a una arquitectura precisa y a unas innovaciones brillantes, estos problemas se solucionaron, y finalmente los deportistas de la nieve pueden aprovecharse de la revolucionaria tecnología SwitchLock de Oakley. Si las condiciones empiezan a cambiar, el deportista simplemente suelta la lente, mete una nueva, y de manera inmediata está listo para enfrentarse a lo que le presente la montaña. Airbrake se distribuye con una lente Iridium y otra lente que no es Iridium, para garantizar una visibilidad plena tanto en tiempo nublado como soleado.

Shaun White no necesita presentación: el mejor snowboarder del mundo es una inspiración para deportistas de todo el planeta. Es como una estrella del rock, pero sobre una tabla de snowboard. Shaun diseñó un modelo Signature de Airbrake para ayudarle a llegar más alto que nunca, cimentando el papel de Oakley como pionero de la tecnología.

La tecnología SwitchLock no podría ser más simple. Al girar la palanca del mecanismo de enganche, la lente montada se suelta y las gafas quedan listas para poner una lente alternativa que se adapte mejor a las condiciones meteorológicas. Basta con elegir el recambio y meter la nueva lente, donde queda rápidamente fijada: una solución simple y elegante que minimiza la distorsión visual y maximiza la protección contra impactos.

Ninguna tonalidad de lente puede cubrir todo el rango dinámico de las condiciones meteorológicas en los deportes de invierno. En ningún otro sitio las condiciones cambian con tanta rapidez como en la montaña; si pasamos de una ventisca neblinosa a un sol cegador o a un oscuro nublado, necesitamos lentes distintas para aumentar el detalle del terreno o la visibilidad, cambiando contrastes, polarizaciones o colores. Cada Airbrake se distribuye con dos lentes distintas, pero una amplia gama de opciones, desde la Persimmon que mejora la percepción de la profundidad hasta la Blue Iridium que filtra la luz azul, cubre todas las necesidades que pueda tener cualquier entusiasta de la nieve.

Airbrake se ha optimizado para adaptarse a rostros de tamaño mediano y grande, con una montura muy ligera y espuma de borreguillo polar de triple capa a lo largo de la zona de contacto con la cara, para garantizar el mayor confort incluso con vientos de frío extremo. Y como ni la mejor óptica del mundo puede ofrecer su rendimiento si está cubierta de turbia neblina, Oakley ha equipado las Airbrake con armas muy efectivas: diseño de lentes dobles, lentes ventiladas y revestimiento protector antiempañamiento que combate la formación de niebla, para garantizar una claridad meridiana y una visión precisa en todo momento.

El diseño de lentes dobles presente en todas las lentes Airbrake es muy ingenioso. Una lente se apila sobre otra y ambas se fusionan dejando una pequeña cámara de aire entre ellas. Esto crea una barrera térmica que funciona como un avanzado mecanismo antiempañamiento. La lente posterior se calienta con el calor corporal, pero la barrera de aire evita la transmisión del calor. Como la niebla necesita una superficie fría para poder acumularse, el empañamiento queda eficazmente anulado de este modo tan inteligente.

La clave para el confort perfecto reside en una distribución óptima de la presión, por ello Airbrake cuenta con estabilizadores de tiras fabricados con material O Matter flexible y duradero. Sin ellos, la mayoría de la presión se ejercería en la zona donde las tiras se unen a la montura. Los estabilizadores distribuyen la presión a lo largo de una zona mayor, una genial idea que permite un ajuste más equilibrado. Funcionan con o sin casco; y como guinda del pastel, hacen posible dotar las Airbrake de un diseño de tiras intercambiables.

Más información www.oakley.com