Publicidad

entrenar

¿Cómo tengo que correr con mi perro?

¿Alguna vez has salido a correr con tu perro? Como nosotros, ellos también necesitan unas pautas, pero sobre todo tú, para ayudarlo a correr y no ponerle piedras en el camino
Alberto Pérez, subcampeón de España de Mushing Sprint 2015-2016 / Fotos: César Lloreda -
¿Cómo tengo que correr con mi perro?

Si siempre te quejas de que no hay manera de que tus amigos te acompañen en tus aficiones deportivas… quizá es que todavía no se lo has pedido al amigo adecuado. Seguro que tu perro está encantado de correr contigo, ¿te animas con el canicross?

Es posible salir a correr casi con cualquier perro que se encuentre en buen estado de salud siempre y cuando las temperaturas no sean excesivamente altas y respetemos el estado de forma y las características del perro. Por ejemplo, los perros “chatos” como bóxer o bulldog, debido a su anatomía, tienen dificultades a la hora de respirar por lo que tendrán más problemas para hacer deporte. Antes de empezar a correr juntos es obligatorio pasar por el veterinario. Además de valorar su estado de forma y si existe algún problema de salud que le impida correr, podrás ponerle las vacunas obligatorias para participar en competiciones. 

Es posible correr casi con cualquier perro, pero a la hora de competir, todo cambia. En ese caso debes buscar un compañero con unas características determinadas. Dependiendo del tipo de carrera, las razas más habituales en competición son Husky Siberiano, Alaskano, Malamute, Greyster y Alaska Husky. También es posible competir con perros de caza. Concretamente, yo de los tres perros que tengo, dos de ellos son perros de caza abandonados que he recogido en una perrera.

¿Cómo podemos empezar a correr juntos?

Una vez que tu perro tenga un año y tengas el permiso del veterinario y el material adecuado, podéis empezar de forma muy progresiva y siempre como un juego. No existe una fórmula para motivar a tu perro a correr contigo. Es fruto de mucho trabajo y constancia. Puedes empezar por llevarle de paseo con el arnés puesto para que lo conozca, pasar a tirarle una pelota, por ejemplo, más tarde con él atado para que sienta el tiro, etc. Todo esto, muy poco a poco y de forma natural. Existen infinidad de clubs de canicross en los que seguro que estarán encantados de ayudarte.

Ten mucha precaución con las temperaturas altas, el tipo de terreno por el que corréis y los tiempos de digestión tanto de comida como de bebida. El ritmo de carrera lo impone siempre nuestro compañero, al que vas unido por la línea de tiro. El canicross viene del mushing, que es un deporte de tiro. Debes ir siempre detrás de tu perro, nunca delante, y mucho menos tirar de él. Trata de alargar mucho la zancada, para intentar estar en el aire el máximo posible y así oponer la menor resistencia a la hora de avanzar.

Debemos estar muy atentos a nuestro entorno y a nuestro compañero. Como nos pasa a nosotros, los perros pueden tener días buenos o malos. A veces una mirada lo dice todo. No obstante, vigila posibles cojeras, jadeos excesivos o si te busca con la mirada, son señales de que algo no va bien y es mejor deteneros de inmediato.

Atención a la temperatura

Los perros deben correr con frío. Por eso la temporada de canicross empieza justo ahora, cuando las temperaturas comienzan a bajar. Esto es importante a la hora de planificar entrenos y competiciones. Búscate un compañero humano para el verano y aprovecha las noches y las madrugadas en otoño y primavera. Para que te hagas una idea, el reglamento de la Federación Española de Deportes de Invierno impide competiciones de más de 4 kilómetros de distancia cuando se superan los 18º y se suspende la carrera cuando se superan los 22º.

¿Qué material necesito?

Es aconsejable que acudas a comprar tu material a una tienda especializada, en la que tanto tú como tu compañero podáis probároslo. Estas son las piezas que necesitas:

Arnés: es la parte más importante, pues es la que lleva nuestro compañero y de él depende que no se lesione y que disfrute del trabajo.


Línea de tiro: es la unión del binomio, consta de una parte estática y una dinámica que absorbe parte de la fuerza de arrastre. En las pruebas federadas es obligatorio que incorpore un mosquetón de seguridad, con “abre fácil” para separarnos rápidamente de nuestro compañero en caso de necesidad.

 


Cinturón o braga: es la parte que llevamos nosotros encargada de disipar la fuerza de arrastre y de evitar que nos hagamos daño.

¿Cuánto tiempo podéis correr juntos?

Cada perro es diferente. Preguntar cuánto debe entrenar es como preguntar cuánto debe correr un atleta: no hay un entrenamiento tipo, cada equipo se adapta en función de las características de sus dos componentes, objetivos, tiempo de que disponen, meteorología, etc.

En cualquier caso, es importante ir incrementando de forma progresiva, respetar los descansos y llevar una buena alimentación, con lo que tendremos un compañero sano y motivado para la siguiente sesión.

Un ejemplo de planificación de temporada podría ser: paseos y sesiones de natación durante el verano, para intentar perder el mínimo posible de nuestro estado de forma. Al final del verano, empezaremos a meter algo de carrera, sueltos y con arnés, y seguiremos con la natación. En otoño, cuando bajen las temperaturas, empezaremos a meter cargas de trabajo tanto de fuerza como de distancia.

¿Qué distancias se corren en competición?

Las competiciones más populares son las sprint, con distancias de entre 4 a 8 km, que se realizan a dos mangas. La salida puede ser individual o en masa. También existen otras modalidades, como son la de media distancia (entre 15 y 25 km) a dos mangas. Y también se realizan cada vez más carreras de montaña en varias etapas.


Alimentación y la hidratación

Como todo deportista, tu perro necesita unos aportes alimenticios acordes con su actividad. Es muy importante respetar sus tiempos de digestión, pues de no ser así se puede desencadenar una peligrosísima torsión de estómago que acabe con la pérdida de nuestro compañero. Nunca se le debe dar de comer ni beber inmediatamente antes ni inmediatamente después de una competición. Los tiempos son diferentes si le damos pienso (digestión más lenta) que si le damos comida natural (digestión más rápida). En esto también cada raza de perro es distinta. Lo mejor es que consultes con su veterinario que es lo que más conviene a tu compañero.

Te recomendamos

Tenerife, el destino de vacaciones perfecto para disfrutar del deporte durante todo e...

New Balance inspira a deportistas de todo el mundo con la campaña My future self que ...

Sprinter apoya el proyecto "Brazadas de vida", en el que cuatro deportistas nadarán 1...

Inalámbricos, de diseño deportivo y con un sonido espectacular, estos auriculares se ...

Un buen descanso, la alimentación correcta y los suplementos adecuados te harán rendi...

Nos sumamos este año al duelo Norte Sur, únete a nuestro equipo y ayúdanos a batir al...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.