Publicidad

entrenar

Las 7 claves para pasar de caminante a corredor

Cómo evitar los errores para superar con éxito la época de corredor principiante y engancharse a correr para siempre
Fran Chico -
Las 7 claves para pasar de caminante a corredor

¿Te has planteado que 2017 sea finalmente el año en el que te enganches a correr? Estos son las "leyes" para hacer con éxito la transición de caminante a corredor.

 

* No entrenes a lo que salga. Márcate un objetivo y usa un plan de entrenamiento. En nuestra página los tienes gratis y con todos los objetivos y niveles. * http://www.sportlife.es/entrenamientos/deporte/correr

* Correr no lo es todo. Haz ejercicios de fuerza una vez a la semana. Siempre con poco peso para poder hacer muchas repeticiones y con agilidad.

* No empezar pronto con las series. Hasta que no lleves al menos un año entrenando tres veces por semana no deberías empezar a hacer series; a partir de los 6 meses una vez a la semana puedes hacer hagas cambios de ritmo. Por un ejemplo, haces 10 minutos de carrera suave para calentar y luego haces 25 minutos con cambios cortos una semana (alternando 30 segundos fuerte y 30 segundos suave).  No te pases con la intensidad, no son sprints, no pases del 85% de tu máximo en la parte fuerte y baja al 70% en la suave.

* No picarte con los amigos entrenando. Las competiciones sólo con dorsal, no podemos convertir los entrenamientos en carreras con los amigos. Empieza siempre muy despacio: los músculos y tendones necesitan calentar, además de que cuando vas despacio empiezas trabajando la resistencia orgánica y la capacidad aeróbica, además de acostumbrar al cuerpo a tirar de grasas y no de carbohidratos (puedes potenciar este efecto saliendo a rodar muy suave a primera hora en ayunas).

* No corras con tensión. Vigila, por ejemplo, que no lleves los puños apretados. Las manos deben ir entre abiertas, piensa en que llevas una bolsa de patatas fritas, no quieres que se te caiga pero tanto estrujarlas.

* Nunca termines un entrenamiento de golpe con las pulsaciones a tope. Haz la “vuelta a la calma” con cinco minutos rodando suave más una sesión de estiramientos. Es el primer paso para acelerar tu recuperación, junto a tomar proteínas en la media hora posterior al esfuerzo.

* No corras sólo con las piernas. Los brazos también cuenta. Fíjate en que tu braceo sea amplio, que llegues a tocar con los dedos la parte inferior de tu pantalón corto.

 

 

Te recomendamos

Yamaha sortea tres dorsales para que no te pierdas la mítica prueba vasca...

New Balance inspira a deportistas de todo el mundo con la campaña My future self que ...

Sprinter apoya el proyecto "Brazadas de vida", en el que cuatro deportistas nadarán 1...

Inalámbricos, de diseño deportivo y con un sonido espectacular, estos auriculares se ...

Un buen descanso, la alimentación correcta y los suplementos adecuados te harán rendi...

Nos sumamos este año al duelo Norte Sur, únete a nuestro equipo y ayúdanos a batir al...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.