Publicidad

Consejos de abuelas para catarros y resfriados

La epidemia de gripe de este año viene fuerte, mejor prevenir que curar con remedios de toda la vida
Yolanda Vázquez Mazariego -
Consejos de abuelas para catarros y resfriados
Remedios naturales para prevenir gripes y catarros
Yolanda Vázquez Mazariego
Nutrición y deporte (blog de Yolanda Vázquez Mazariego)

“¿Entrenas para comer o comes para entrenar?“

Por fin ha llegado la nieve y el frío que se estaban haciendo de rogar, y este año la gripe viene fuerte, a los síntomas clásicos de fiebre, dolor generalizado, mocos,tos, dolor de garganta, etc., se suma que viene con vómitos y diarrea y dura más de lo normal, entre 3 y 4 semanas.

Es difícil evitar el contagio, pero prevenir nunca está de más, y tener un sistema inmunológico fuerte siempre ayuda, y las personas deportistas solemos tener una alimentación más cuidada y hábitos de vida más sanos, pero también estamos más expuestos al frío cuando salimos a entrenar y sudamos, por lo que siempre viene bien utilizar ropa de invierno adecuada con varias capas y mantenerse activos, dejando los estiramientos más inmóviles para casa después de duchar.

¿Pero lo que tengo es gripe o resfriado? Lo primero que debes hacer es aprender a distinguir tus síntomas para saber por donde empezar a atacar

Recopilando los remedios de las abuelas que nos cuidan mucho, os dejo 15 propuestas para protegernos de las gripes y catarros y cuidarnos mejor este invierno. Se deben hacer antes de coger la gripe, pero si ya la tienes, también te ayudan a aliviar los síntomas y reforzar las defensas, sin dejar de ir al médico para que nos revise bien y decida el tratamiento adecuado.

Antiguamente no se podía bajar a la farmacia a por un medicamento para bajar la fiebre, quitar la tos, fluidificar los mocos, aliviar el dolor de cabeza o a por el antibiótico que nos recetaron. Antiguamente, si caías con gripe había que aguantarse hasta que no quedaba más remedio que meterse en la cama y sudar la fiebre con sopitas y una bolsa de agua caliente.

1.Tomar sopa de pollo casera con verduras de invierno

La receta secreta de la abuela ha sido probada en el laboratorio y se ha descubierto que ayuda a prevenir infecciones respiratorias por su rico contenido en proteínas, agua,vitaminas y nutrientes y además el pollo es rico en el aminoácido cisteína que ayuda a fluidificar las secreciones nasales. 

2. Ponerse calcetines de algodón para dormir

Especialmente si te mueves mucho por la noche y acabas destapándote. 

3. Terminar la ducha con agua fría

Te ayuda a adaptarte al frío y los cambios de temperatura.

4. Lavarse las manos con agua fría y hacer baños de pies de contraste (frío/calor)

Antes no había agua caliente, y ahora la utilizamos para todo, Las manos y los pies ayudan a regular la temperatura corporal, y los baños de contrastes controlados te ayudan a mejorar tu sistema inmunitario en invierno.

5. Mantener la calefacción a menos de 20ºC

Solemos abusar del termostato y pasamos de lugares interiores muy calientes a la calle fría, y estos cambios nos hacen vulnerables a las infecciones. Nuestros antepasados pasaban mucho tiempo al aire libre a bajas temperaturas y sólo contaban con el fuego de la chimenea para calentar las casas, nuestros cuerpos están adaptados al frío, pero ahora vamos perdiendo la capacidad natural de termoregular quemando grasa y manteniendo la temperatura corporal constante. 

6. Abrigarse por capas y cubrir cabeza, manos y garganta

El truco de las capas es mucho más viejo que la invención de las fibras textiles térmicas. Los abuelos no contaban con abrigos técnicos para el frío, pero llevaban varias capas de ropa, desde las camisetas interiores a las pellizas o capas de abrigo, incluso el papel del periódico servía de aislante para introducirlo en la ropa y mantener la temperatura en invierno. Las capas se pueden quitar y poner fácilmente, y así si tienes calor, puedes evitar sudar. Además, es importante no olvidarse de gorros, guantes y bufandas para las zonas más expuestas al frío.

7. Sopa de ajo y cebolla

Son platos de la cocina tradicional que se recuperan para tomar calientes en invierno y prevenir infecciones por el contenido en vitaminas, minerales y fitonutrientes con efectos antibacterianos y antivíricos de los ajos y las cebollas. 

8. Leche con miel

A la hora de irse a la cama, la leche con miel caliente ayuda a dormir con sueño reparador por el contenido en el aminoácido triptófano de la leche, y la miel tiene efectos antibacterianos, antivíricos y suaviza la garganta cuando hay dolor o infección. 

9. Miel con limón

Otro clásico de los remedios de la abuela es calentar miel y añadirle el zumo de un limón para tomar en ayunas o en jarabe cuando la tos y la congestión nasal atacan. Ambos tienen propiedades bacteriostáticas y aumentan las defensas.

10. Hacer gárgaras con agua y bicarbonato

El bicarbonato actúa como una base débil, limpiando y eliminando el medio ácido que suelen preferir las bacterias.

11.Una cucharada de miel natural de tomillo o romero en ayunas

La miel natural de ciertas flores como el tomillo o el romero tiene algunas sustancias medicinales de éstas, como ocurre con el tomillo que es bueno para la tos, o el romero que es un energizante natural.

12. Hacer vahos con agua hervida con hojas de eucalipto, pino y tomillo

Los clásicos baños de vapor ayudan a aliviar la congestión nasal y sinusitis cuando la mucosidad está estancada. Puedes sustituir los clásicos líquidos para añadir gotas al vapor por las propias hojas naturales de las plantas más utilizadas como eucalipto, tomillo y pino. también puedes utilizarlos como ambientadores en humidificadores en casa. 

13. Infusiones de menta para despejar, de tomillo para la tos, de romero para las defensas

Tenemos una amplia tradición de infusiones medicinales, y las abuelas se conocen muchas recetas que han pasado de mano en mano de madres a hijas. Pregunta a los mayores que tengas cerca por la que utilizan ellos,y si no, siempre puedes utilizar las clásicas de menta, tomillo, romero, manzanilla, té, etc. 

14.Comer de cuchara guisos con legumbres

De la gastronomía más clásica puedes recuperar los platos de lentejas, garbanzos, alubias, que se toman calientes con vegetales de temporada y con mucha, mucha sustancia. Son platos que ayudan a mejorar las defensas y nos aportan energía. 

15. Tomar jalea real y propoleo para las defensas

Es otro remedio clásico que viene de las abejas. La jalea real es el alimento de la abeja reina y es un alimento muy energizante y beneficioso y el propoleo es la sustancia que fabrican las abejas para proteger las colmenas de las infecciones, por eso se toma como antibiótico natural. 

Hay muchos más, comparte los remedios de tus abuelos para gripes y catarros en el Facebook y redes sociales de Sport Life, que no se pierda la sabiduría de nuestros mayores.

Y buen enero, que la gripe y los catarros no nos acompañen y podamos seguir entrenando y disfrutando de los deportes de invierno y el frío con buena salud. 

Te recomendamos

Una aventura inolvidable en las Tierras Altas escocesas...

Si eres de los que siempre sale a la calle de punta en blanco, tenemos el sorteo perf...

Entrevista al hombre que rozó la medalla en 1.500 metros en el Mundial y que acaba de...

Dos pulsómetros TomTom Runner 2, un camelbak, 5 miniherramientas y 20 packs Ysana Y-w...

Un producto original de las Islas Canarias lleno de propiedades para cuidar tu salud...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.