Gira tu pantalla para ver la web de Sport Life

"La vida es el mejor deporte"

12 trucos para no ganar peso

Si te has propuesto como objetivo no engordar, aquí tienes 12 trucos para evitar que suba la báscula


¿Es posible mantener el peso durante las vacaciones? La respuesta es sí y eso no significa que cada día peses lo mismo, sino que tu peso antes y después de las vacaciones sea el mismo o con una mínima variación. ¿Qué tienes que hacer para conseguirlo? Sigue estos consejos y verás que es más fácil de lo que te imaginas.


1. Ponte un objetivo claro y realista

Durante el verano ¿quieres bajar de peso o mantenerte? Márcate un objetivo realista y fácil de conseguir. Lo recomendable es mantener el peso conseguido hasta la fecha y no subir, de esta manera evitarás obsesionarte y podrás disfrutar de tus vacaciones.

2. Aprende a decir que "no"

En verano pasamos mucho tiempo acompañados de amigos y familia. Continuamente nos ofrecen comida y no siempre hay que contestar con un “sí”. Tú sabes lo que te conviene y lo que no. Evita las tardes enteras en las terrazas picando y bebiendo. Hay muchas otras maneras de disfrutar del verano.

3. Aperitivos variados.  

Elige alimentos saludables para tus aperitivos en la piscina o en la playa. Además de las patatas fritas o las aceitunas, puedes incluir chips de manzana, encurtidos, hummus, guacamole o “dips” de berenjena. ¡La gente se sorprenderá!

4. Cuida la hidratación

El agua debe ser el protagonista. Si además tomas infusiones, té o caldos fríos llegarás fácilmente a beber 2-2,5 litros de líquidos que necesitas cada día para mantenerte correctamente hidratado en esta época del año. Los refrescos sin azúcar son una opción para tomar de forma ocasional.

5. Idea del plato:

Recuerda tener en cuenta la idea del plato en tus comidas y cenas fuera de casa especialmente si son tipo “buffet”. La idea del plato consiste en dividir la superficie de un plato llano en 3 partes: 50 % vegetales (verduras a la plancha, vapor, ensalada), 25 % ración de proteína (carne, pescado, huevo, marisco, legumbres,  tofu) y 25 % ración de carbohidratos (arroz, pasta, patata, pan). Es una manera sencilla y práctica de ajustar las raciones y evitar comer en exceso. Comienza siempre por algún plato vegetal (gazpacho, ensalada, verduras a la brasa, cremas frías), te ayudará a saciarte y controlar lo que comes después.

6. Di NO al dedentarismo

Disfruta del verano incluyendo el deporte que no puedes hacer durante el año. Si no te animas con los “planes quemacalorías” que te damos en este número, no importa. Lo importante es que te muevas: un partido de palas  o vóley en la playa con tu pareja o tus amigos, o un buen paseo por la playa al atardecer, nadar… ¡Hay muchas opciones! Solo tienes que escoger la que más te guste. Aumentarás tu gasto calórico sin darte cuenta.  Eso sí, elige las horas más frescas como la mañana o el atardecer, evitando las horas centrales del día

7. Realiza 4-5 comidas al día

No rompas tu rutina ni abandones los buenos hábitos. Intenta planificar tus comidas y mantener un horario regular. De esta manera evitarás llegar con más hambre a las comidas posteriores y harás una mejor elección de los alimentos, ajustando las raciones.

8. Snacks saludables

Da preferencia a snacks o tentempiés saludables para consumir entre horas como helados de frutas caseros, smoothies o zumos naturales. También puedes hacerte "crudites", palitos de vegetales como zanahoria, apio o pimiento rojo para tomar como aperitivo acompañado de salsa de yogur o humus.

Toma nota de estas ideas para realizar deliciosos batidos:

2 rodajas de sandía, zumo de media  lima y hielo picado.

10 fresas, una rodaja de sandía y una naranja.

Una rama de apio, zumo de una lima, una rodaja de piña y una manzana.

Una taza de frambuesas, 2 rodajas de piña congelada y un vaso de agua de coco.

Una pera pequeña, medio limón, un kiwi, un puñado de arándanos y un yogur de soja.


9. Evita "comer por comer"

Haz caso a tu cuerpo y valora si realmente tienes hambre. En ocasiones comemos porque hay comida en la mesa y no por hambre.

10. No abuses del alcohol:

Recuerda que el alcohol deshidrata y en verano necesitamos hidratarnos más que  nunca. Además, aporta muchas calorías sin ningún beneficio nutricional. Disfruta de un vermut o una cerveza en la terraza pero siempre con moderación.

11. Tecnologías culinarias sencillas

Da preferencia a tecnologías culinarias sencillas tipo plancha, parrilla, vapor, al horno… para reducir las calorías totales de tus comidas.

12. Siempre al lado del que se cuida

En una barbacoa, terracita o cualquier evento relacionado con comida evita sentarte al lado del más "comilón" de la mesa. No dejará de ofrecerte comida y te dificultará tu objetivo de moderarte. Ponte cerca del que se cuida y así te será más fácil.



Deja tu opinión

Total de seguidores en redes sociales: 575.363

Trending topics: #SLFebrero #YogaFit #SL214 #RafaNadal #súmatealrosa

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.