Las ruedas que no se pincharán jamás

Schwalbe presenta Airless System con un compuesto similar al Boost de adidas
Juanma Montero -
Las ruedas que no se pincharán jamás

Una cubierta convencional debajo de la cual se esconde un secreto: miles de diminutos cojines de aire con un material de poliuretano termoplástico creado por la petroquímica BASF bajo la marca Infinergy, compuesto conocido en el mundo del deporte por haber sido el utilizado por adidas para crear su línea de calzado Boost. Por debajo de este material se coloca otro anillo termoplástico (azul en la imagen) de un material más duro que permite el acoplamiento perfecto a llantas de diferentes anchuras.

No es la primera vez ni será la última que se creen ruedas sin aire, pero los alemanes de Schwalbe se quieren diferenciar de las ruedas existentes hasta ahora con sus macizas por ofrecer sensaciones más parecidas a las de una rueda convencional con aire, con un tacto similar a una cámara hinchada a 3.5 bar. 

Y duran y duran y duran...

El compuesto no empieza a perder propiedades hasta aproximadamente los 10.000 km, y el usuario en este periodo de uso no tiene más que ir cambiando las cubiertas externas, que son convencionales y se gastan como cualquier otra rueda. Por supuesto serán 10.000 kilómetros sin un solo pinchazo y sin posibilidad de reventón por pellizco ni nada que se le parezca.

La rueda sin aire tiene una excelente flexibilidad y una buena capacidad de absorción de impactos, nada que ver con las cubiertas macizas existentes. La fuerza que se aplica sobre ellas es devuelta por la alta capacidad de retorno del material, en lugar de ofrecer un tacto 'muerto' como las ruedas sólidas convencionales, de una forma muy similar a como se comporta el aire a presión. Realmente esto se debe a que el material contiene aire encapsulado, miles de bolitas con aire dentro, lo que además permite que tenga un peso que si bien es mayor que el del aire puro, es muy contenido.

Hay una ligera pérdida de rendimiento por su peso algo mayor y por su coeficiente de rozamiento, un poco más alto, pero esto no es un gran inconveniente en una bicicleta urbana, por ejemplo, o en una eléctrica que ya dispone de una ayuda extra con su motor. La ventaja de no tener que reparar jamas un pinchazo sobrepasa con mucho estos dos inconvenientes.

Sólo para profesionales

El sistema debe ser ensamblado con herramientas especiales y de momento se deja en manos de profesionales, en talleres de bicicletas que recibirán una formación especial por parte de Schwalbe, formación que comenzará en mayo de 2018. El tiempo de montaje de una rueda es prácticamente el mismo que el de una rueda con cámara, apenas algo mayor. De momento el sistema se implantará inicialmente en Alemania y en Holanda, con la idea de una expansión progresiva al resto del mundo.

De momento solo está disponible en la medida de 700 x 38C (40-622) para bicicletas urbanas de rueda grande o de trekking, con llantas de anchura entre los 19 y los 21 milímetros. El precio estimado del Schwalbe Airless System es de 85 €.

Te recomendamos

Lejos de ser una moda, los resultados de los estudios biomecánicos han demostrado que...

Los días 29 y 30 de junio la aventura te espera en por la Sierra de Gredos. 700 km co...

Ganarse la vida probando bicicletas, midiendo los puertos del Tour de Francia o del G...

Probamos el pulso óptico con una unidad de Polar V650 y os contamos qué puede aportar...

Así es el nuevo casco de Fox, el Flux, que llega en dos versiones, una de ellas con s...

El Polar V650 ahora muestra tus segmentos de Strava y se entiende con el novedoso sen...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.